Anuncio
Share

El papá del ‘Terremoto’: un hombre serio, estricto y creyente en la Santa Muerte

(Showtime )

Don José Santa Cruz recuerda que cuando era adolescente y vivía en su natal Michoacán, un día vio a un hombre llevar dos guantes de boxeo. Sin tener ninguna experiencia en el deporte, se le quedó grabada esa imagen.

“Cuando vi esos guantes, se me metieron en los ojos y no sé por qué razón se me quedaron… entonces de ahí pensé, ‘si un día yo tengo hijos y quieren boxear, les voy a enseñar’”, recordó el padre del campeón del mundo.

Posteriormente, a sus 19 años de edad, cuando llegó en Los Ángeles, mientras caminaba al trabajo, escuchó el sonido de un gimnasio y también se detuvo.

“Escuché como le pegaban a las perillas pero no entré porque iba para el trabajo y se me volvió a quedar en la mente”, expresó Don José, cuyos primeros trabajos en Los Ángeles fueron en construcción, plomería y pintura de casas.

(Showtime )

Entonces, sus cuatro hijos fueron naciendo, hasta llegar a Leo, el más joven, actual campeón pluma invicto y uno de los mejores pugilistas a nivel mundial.

‘Terremoto’ Santa Cruz, con 31 triunfos seguidos desde que debutó en 2006, viene de vencer a Abner Mares en agosto del año pasado y enfrentará el 27 de febrero al español Kiko Martínez (35-6) en el Honda Center de Anaheim.

Leo describió a su papá y entrenador como un hombre estricto. Varias veces se remonta a los días en los que su papá lo forzaba de pequeño a entrenar, cuando quería jugar en lugar de ir al gimnasio.

“Es bien duro, estricto, pero lo que él hizo es lo que me sirvió para ser campeón del mundo”, indicó Leo sobre la disciplina que siempre ha existido bajo el techo de Don José.

El padre y entrenador explicó que su hijo no es el mejor peleador, pero es el más disciplinado, algo que él valora mucho. Don José también aceptó que no es el mejor entrenador, pero es el que funciona mejor para su hijo.

“Si no hace lo que yo le digo, yo no lo entreno”, dijo Don José, originario de Huetamo, Michoacán. “Yo le dije, ‘si no me haces caso a mí, yo te voy a buscar a un buen entrenador y vete con él’. Pero él me dijo, ‘si tú me dejas de entrenar, yo me retiro del boxeo’”.

Leo, campeón en peso pluma, supergallo y gallo, reveló que su padre aún se enoja mucho con él durante los entrenamientos.

“Cuando entrenas con tu papá siempre hay discusiones, pero es por mi propio bien. Nos enojamos por un día, pero al día siguiente es como si nada haya pasado. Los enojos del papá son buenos para uno, porque te dicen las cosas como son”, indicó Leo, de 27 años.

Algunas veces, Don José lo regaña porque ordena no hacer trabajo físico fuerte dos semanas antes de una pelea y Leo quiere hacerlo. Otras veces, Don José se enoja porque, según él, Leo no es bueno para hacer sparring.

(Showtime )

“A él todos lo hacen ver mal. Le digo, ‘cabr…, pareces un costal. Ellos parecen los campeones del mundo’. Pero ya sabemos que él no es un peleador de gimnasio; es un peleador arriba del ring”, explicó.

Sin embargo, a pesar de tener palabras fuertes para su hijo, Don José parece ser la voz de la conciencia, la que mantiene los pies en la tierra.

“Yo mismo veo que hay entrenadores mejores que yo… pero hay entrenadores que ven las cámaras y quieren lucirse ellos”, dijo Don José, quien nunca peleó sobre un ring.
Don José es admirador de Julio César Chávez (de quién Santa Cruz ha copiado el gancho), Pipino Cuevas y Salvador Sánchez.

Altar a la Santa Muerte

(Eduard Cauich/HOY)

Don José suele portar dos medallas sobre su pecho. Una de ellas es un centenario y la otra es la imagen de la Santa Muerte.

El papá del ‘Terremoto’ declaró a HOY Deportes que antes de las peleas de su hijo le pide a la Santa Muerte por la salud de Leo y también por la del oponente.

“Yo le tengo su altarcito, le pongo sus veladoras. Lo único que le pido antes de que pelee mi hijo es que no lastime el peleador a Leo y que Leo tampoco lastime al otro peleador. Yo digo, ‘que gane el mejor’”, señaló el padre michoacano.

“Siendo hombre derecho, no me gustan las ventajas. Si la Santa Muerte tiene poderes, no lo uso para dañar a nadie. Y de verdad, para el que tenga fe creo que da resultado, pero nunca lo hagan para dañar a otra persona porque eso no es bueno”, agregó.

Mares, no por ahora

Don José y Leo declararon que les gustaría enfrentar al ganador del duelo entre Carl Frampton y Scott Quigg, quienes pelean también el sábado. Agregaron que por ahora no les gustaría enfrentar a Mares, pero sí lo harían en una o dos peleas más.

Por lo pronto, Don José y Leo fundaron Last Round Promotions, promotora en la que ya llevan dos funciones, una en Ontario y otra en Mexicali. Y es que en esta familia, el boxeo es el pan de cada día.

“Uno de mis hijos me dice, ‘¿no te aburres de mirar boxeo?’, y le digo: ‘no, porque eso es lo que nos da de comer’”, dijo Don José.


Anuncio