Drama en Los Ángeles: Wilder y Fury entregan un clásico que termina en empate

El duelo de los pesos pesados entre Deontay Wilder (40-0-1, 39 KOs) y Tyson Fury (27-0-1, 19 KOs) era la cita más importante en esta ciudad en esa división en más de una década… y  vaya que cumplió con las expectativas.

La noche del sábado, Fury dio una demostración de buena defensa y boxeo, mientras que Wilder, muchas veces frustrado con la estrategia de su rival, pero con una fuerza que podía terminar la contienda en cualquier momento, lo derribó dos veces y rescató un empate por decisión dividida. También, con el empate, el estadounidense retuvo su corona del Consejo Mundial de  Boxeo.  

Los jueces entregaron tarjetas de 115-111 a favor de Wilder, 112-114 a favor de Fury y  113-113 fue el decisivo empate en el Staples Center, que registró una entrada de 17,698 aficionados.

La pelea fue como muchos pensaban: un Fury con mejor boxeo pero siempre con el peligro latente de un golpe de Wilder que pudiera terminar el duelo en cualquier instante a favor del campeón.

Fury dominó la mayoría de los asaltos, gracias a su excelente defensa y fintas que frustraron a su oponente, pero fue conectado en el noveno asalto con un derecha a la cabeza. Pero lo más sorprendente de todo fue un tremendo golpe en el doceavo, cuando el inglés parecía noqueado. Con una frialdad tremenda, se levantó para vencer apenas la cuenta de protección. Sobrevivió el asalto conectando golpes que sacudieron a Wilder.

Al final, la afición se fue con ganas de una segunda contienda entre ambos, mientras que Anthony Joshua, el que esperaba al ganador de este duelo, pasó a segundo plano.

"Caí dos veces pero creo que todavía gané la pelea...demostré que soy un guerrero", dijo Fury, quien estuvo fuera de acción por tres años debido a problemas de drogas, depresión y alcohol. 

"Creo que con las dos caídas, definitivamente gané la pelea. Sacamos nuestro corazón esta noche, los dos somos guerreros, pero creo que con esas dos caídas, gané la pelea", indicó Wilder. 

Hurd resuelve con un tremendo gancho

En el duelo coestelar, Jarrett Hurd (23-0, 16 KOs) parecía tener dificultades con Jason Welborn (24-7,  7 KOs) pero bastó un tremendo gancho al cuerpo para resolver el compromiso y retener su corona de peso superwelter del AMB,  FIB y OIB.

Welborn castigó varias veces a Hurd pero su falta de poder no pudo inclinar la balanza a su favor cuando tuvo al campeón en las cuerdas. Por el contrario, Hurd lo conectó con un gancho de derecha letal, que dio por terminada la contienda al 1:55 del cuarto round.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
52°