Anuncio
Share

Leo Santa Cruz: ‘No teníamos para la renta’

Leo Santa Cruz.
Leo Santa Cruz.

A sus 26 años, el michoacano Leo Santa Cruz reconoce que su vida ha mejorado cuando le toca recordar su carrera antes de firmar con una promotora y ganar el campeonato del mundo.

El ‘Terremoto’, originario de Huetamo y residente de Los Ángeles desde una temprana edad, recuerda cuando lavaba platos y hacía trabajos de construcción. En esos días, en el que alternaba el trabajo con el boxeo, no había para pagar la renta, ni para la gasolina.

Pero a medida que el ahora campeón del mundo de peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), comenzó a ganar peleas, las bolsas más pesadas también comenzaron a caer.

En agosto de 2013 ganó el cinturón verde del CMB al vencer a Víctor Terrazas en el StubHub Center de Carson en un duelo en el que ganó una bolsa de $157,800. Ya como campeón del mundo, en su última defensa en mayo pasado ganó $500,000 ante Cristian Mijares.

El próximo 13 de septiembre en Las Vegas, ‘Terremoto’ estará haciendo su tercera defensa ante Manuel Román (17-2-3, 6 KOs), un hombre al que no le dan muchas posibilidades de victoria. La pelea será parte de la función estelar en el MGM Grand de Las Vegas en donde Floyd Mayweather Jr. le dará la revancha al argentino Marcos Maidana.

“Ahora tenemos muchas cosas que antes no teníamos … antes no teníamos para pagar la renta, ahora nos ha ido muy bien, gracias a Golden Boy y a mi mánager Al Heiman. Ellos me dieron la oportunidad y me han llevado a ese lugar que estamos ahorita. Y a esos fans, a ellos se los agradezco”, dijo Santa Cruz, quien ha hecho dos defensas exitosas del campeonato y está en invicto en 28 peleas, en las que ha ganado 27, 15 de ellas por nocaut.

“Antes no teníamos peleas, pasábamos tiempo sin pelear, me pagaban bien poquito… le decía a mi mánager que si me podía adelantar algo de dinero y yo se lo regresaba al ganar la bolsa de la pelea, luego yo se lo pagaba. Hay veces que no había dinero para comprar comida, no trabajaba, era difícil juntar dinero para la gasolina, era muy duro”, recordó Santa Cruz.

El pugilista contó a HOY Deportes que fue su papá, José Santa Cruz, quien le aconsejó que no trabajara más y se dedicará al boxeo totalmente.

“Mi papá me decía que no podía fallar a los entrenamientos, que sí quería ser campeón del mundo no podía fallar… en este tiempo nos teníamos que ir en bus o caminando al gimnasio”, expresó.

Luego de acumular victorias y seguir con su invicto, empezaron a llegar las llamadas de promotores y la gente también le empezó a decir cosas buenas.

“Mucha gente me decía que le echara muchas ganas, que le siguiera. Entonces eso me hacía que siguiera”, dijo el mexicano, quien comentó que su victoria ante Terrazas en Carson el año pasado fue vital para su carrera.

Sobre su rival del próximo 13 de septiembre dijo:

“Yo sí lo conozco, muchas veces hicimos sparring. Tira muchos golpes, es un peleador muy duro. Mucha gente piensa que va a ser fácil pero sé que va a ser difícil”, dijo Santa Cruz sobre Román, un hombre que solamente ha ganado tres peleas en sus últimas siete salidas.


Anuncio