Anuncio
Share

El agresivo rival del ‘Chocolatito’

(Chris Farina -K2 Promotions)

Desde que el campeón nicaragüense Román ‘Chocolatito’ González llegó a Estados Unidos con un récord invicto y limpiando la división de los pesos mosca, nunca se ha enfrentado a un rival tan carismático y agresivo como el mexicano Carlos Cuadras.

En su próxima contienda del 10 de septiembre, González (45-0, 38 KOs) subirá a peso supermosca para retar a Cuadras (35-0-1, 27 KOs), quien está invicto y ha hecho seis defensas de su cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

En la primera cita que tuvieron ante la prensa la semana pasada, Cuadras se aseguró de dejarle saber a González quién era el campeón. El sinaloense sacó una bebida de chocolate y se la tomó en plena conferencia ante los medios.

El duelo entre ambos será televisado por HBO el 10 de septiembre y será la pelea principal de la función en el Forum de Inglewood.

“No vengo como hijo del vecino. Llego como campeón del mundo; yo también tengo mis espolones de gallo para darle pelea”, indicó Cuadras a HOY Deportes.

Cuadras es prácticamente un desconocido en el mercado estadounidense y esta será su oportunidad de darse a conocer, ante el rival al que muchos consideran el mejor libra por libra del mundo.

“Me gusta que digan que él es el mejor, porque cuando le gane le voy a ganar al mejor”, expresó Cuadras, de 27 años y de Guamuchil, Sinaloa.

Cuadras ha realizado casi todas sus contiendas en México, aunque una de sus seis defensas del título fue en Japón y otra en Estados Unidos, en Washington, con una cartelera discreta.

‘Chocolatito’, quien es representado por el mismo agente que Cuadras, llegó en 2015 peleando en las mismas funciones de Gennady Golovkin. En ellas, venció a Edgar Sosa, a Brian Viloria y a McWilliams Arroyo.

“Él ha enfrentado a campeones, como Sosa, pero ya estaban acabados. Yo estoy en mi mero momento; de hecho, yo tengo la medicina para ganarle a González”, dijo. Cuadras.

Para el mexicano, la diferencia será el peso.

“A mí me sorprendió que tomara la pelea al subir de peso. Es muy conocido en Estados Unidos y es mi manera de entrar por la puerta grande. Estoy más pesado que él, yo soy el rey, yo soy el príncipe, él va ir a mi división”, expresó.


Anuncio