Anuncio
Share

Hijo de ‘Manos de Piedra’ explica porqué no fue boxeador

Robín Durán.

Robín Durán.

(Cortes’a The Weinstein Company / handout)

Julio César Chávez Jr. ha demostrado que para un hijo de una leyenda del boxeo no es nada fácil seguir los pasos de su padre. Las expectativas que cargan ciertos apellidos dentro de los encordados pueden ser casi insuperables.

Desde chico, Robín Durán, hijo de Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, dijo estar siempre consciente de quién era su padre y el peso que cargaba su nombre y por ende nunca pensó en incursionar en la profesión.

“No quise tomar el boxeo profesionalmente porque, primero, no [fue] mi aspiración, y segundo, porque ‘Manos de Piedra’ solo hay uno”, confesó Durán a HOY Deportes durante la promoción del DVD del largometraje basado en la vida de su famoso padre, “Hands of Stone”, que sale a la venta el 22 de noviembre.

“En todo lo que hagas, siempre te van a comparar con tu padre. Uno debe tener su propia identidad, buscar sus propias metas y logros y crear su propio nombre en vez de vivir en la sombra de un apellido”.

En el mundo del entretenimiento fue donde Robín decidió escribir su propia historia. Además de trabajar como presentador de televisión y modelo también es actor y productor de cine.

Él fue uno de los encargados principales en llevar la historia de “Manos de Piedra” a la gran pantalla tras siete años de desarrollo. Contó que unos de los aspectos más complicados para hacer la película, además de conseguir el dinero para producirla, fue condensar toda la vida de su padre como boxeador por cerca de dos horas.

“Estamos hablando de [aproximadamente 120 peleas], una historia de cinco décadas de boxeo. Era imposible poner todo eso en una sola película”, explicó. “[Tratamos] de tomar lo más significante y lo que más resalta de la carrera boxística de mi padre… sus combates con ‘Sugar’ Ray Leonard, con Davey Moore”.

Robín, quien fungió como productor e interpretó el papel de su tío Pototo Durán en el largometraje, comentó que su padre quedó bastante complacido con el producto final ya que se asemeja mucho a lo que él vivió, aunque no le pareció unas de las libertades que se tomó la producción.

“La escena en donde mi madre sale fumando, sí le molestó a él y a ella. Mi madre es una dama que casi nunca ha fumado o bebido”, indicó Robín, quien admitió que jugar un poco con la verdad es una práctica común en el cine.

“En la búsqueda del [enriquecimiento] de un personaje puede ser que se alteren algunas cositas… pero después [mi padre] entendió que es ‘Hollywood’ y que hay que hacer la película más grande”, explicó Robín.


Anuncio