¿Quién sigue? Canelo tiene una pelea para mayo… pero no tiene un posible rival

¿Quién sigue? Canelo tiene una pelea para mayo… pero no tiene rival

Sin haber subido al ring ante el campeón supermediano inglés Rocky Fielding, en lo que parece un reto accesible, el púgil mexicano Saúl Álvarez ya tiene agenciada su siguiente cita.

Tras debutar en el Madison Square Garden de Nueva York, regresará al que se ha convertido en su hogar, el T-Mobile Arena de Las Vegas. Ha peleado en este recinto cuatro veces desde que lo inauguró en 2016.

Sin embargo, se mantiene una incógnita sobre quién será su posible rival.

De entrada, Daniel Jacobs y Gennady ‘GGG’ Golovkin, los dos contrincantes que más sonaban para enfrentar a Canelo, han sido descartados por su equipo.

Jacobs (35-2, 29 KOs), el campeón de peso mediano de la FIB, ha pedido públicamente una oportunidad ante el mexicano, pero el promotor de Canelo, Óscar De La Hoya, reveló que definitivamente no entra en sus planes inmediatos.

“No, en mayo no, para nada”, exclamó. “No tenemos rival por ahorita, pero no es Jacobs”.    

Detrás de Golovkin (38-1-1), el estadounidense es el peleador más notorio en las 160 libras.

En 2017 perdió contra el kazajo, pero lo complicó seriamente y le dio fin a su impresionante racha de 23 nocauts. Se pensaba que por el hecho de que él y Álvarez son peleadores del nuevo servicio de “streaming” DAZN, el cual que trasmitirá sus contiendas, el duelo tenía buenas posibilidades de concretarse.

En cuanto al kazajo, mientras una tercera pelea entre él y el pelirrojo le apetece a De La Hoya, en este momento no está en sus cartas pues ‘GGG’ aún no ha decidido con que medio firmará tras su salida de HBO. DAZN y ESPN se han manejado como sus posibles destinos. Canelo-Golovkin I terminó en un polémico empate y para el segundo choque de septiembre pasado el mexicano se alzó con la victoria para despojarlo de sus títulos de las 160 libras y su invicto.

Las dos peleas fueron bastante exitosas en lo económico al producir más de 200 millones de dólares en ganancias en conjunto.  

“Quiero ver una pelea contra ‘GGG’ una vez más. Todos la quieren ver”, enfatizó. “Pero no es una posibilidad para mayo. No sabemos que va a hacer. No lo vamos a esperar, ya tenemos nuestros planes.”   

 

De acuerdo con reportes, estos planes incluían al excampeón canadiense David Lemieux-quien también es promovido por la promotora de De La Hoya, Golden Boy Boxing, y que lucía como un desafío menos complicado. Sería el regreso de Canelo al peso mediano tras subir a las 168 libras para medirse al monarca inglés.  

Pero el viernes Lemieux se retiró de su combate coestelar de la función de Canelo-Fielding por razones de salud. Se deshidrató al tratar de dar las 160 libras para su pelea ante Tureano Johnson.  

Aunque Canelo ha dicho que su combate contra Fielding, con el cual tiene la oportunidad de conquistar un título en tres divisiones distintas, sería su único en las 168 libras. Pero el presidente de Golden Boy, Eric Gómez, ha dejado ver que el desempeño que tenga el pelirrojo podría ser lo que dicte su siguiente paso. Su estancia en el peso supermediano no sería efímera.

“Depende de él. Vamos a hablar con él después de esta pelea. Nos va a dejar saber como se sintió”, dijo Gómez al portal Boxing News. “Carga con muchas incógnitas. ¿Podrá traducir su pegada en esta categoría? ¿Cómo se siente cargando más peso? ¿Será más despacio?”.

 “No sabremos hasta después del combate. Nos podría decir que no quiere seguir en las 168 libras porque es mucho peso para él y da muchas ventajas. O nos podría decir que se sintió increíble y que quiere seguir ahí”.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
73°