Exentrenador de Óscar Valdez espera que el campeón mejore con Eddie Reynoso

Manny Robles, exentrenador del campeón del mundo de peso pluma Óscar Valdez, dice que no le guarda rencor al monarca del mundo de la Organización Mundial de Boxeo después de haber cambiado de esquina para irse con Eddie Reynoso, entrenador del Canelo Álvarez.

Robles fue reemplazado en agosto pasado después de trabajar en la esquina de Valdez (24-0, 19 KOs) en la conquista del título de las 126 libras y cuatro defensas exitosas.

En la última pelea de Valdez, venció por decisión unánime a Scott Quigg en marzo pasado, pero el mexicano sufrió de una fractura de mandíbula, que lo dejó fuera de acción del resto del año. De acuerdo a algunas fuentes, el cambio de entrenador fue para mejorar la defensa del exolímpico.

“Es mi amigo, son cosas de  negocios, así es el boxeo. Se tomó una decisión, sé que no fue la decisión de él. Fueron decisiones del mánager [Frank Espinoza], si decidió llevárselo por otro lado, es respetable, son cosas de la vida, son cosas del boxeo, hay que saber dar borrón y cuenta nueva. La vida sigue”, dijo Robles a HOY Deportes durante una conferencia de prensa en Beverly Hills para promover la pelea del pupilo de Robles, Dominic Breazeale, ante Carlos Negrón el 22 de diciembre.

“No me sorprendió porque conozco bien a su mánager y sé qué clase de persona es. De él no me sorprende nada, de Óscar sí. En este caso se tiene que hacer lo que el mánager le pida,  donde manda capitán no gobierna marinero”, explicó Robles.

Robles dijo que se mantiene en contacto con Valdez ya que es su “amigo y camarada”.

“Él sabe que lo quiero mucho, al igual que los otros peleadores con los que trabajo. Obviamente, con él es diferente, estábamos hablando de un campeón  mundial. Le deseo lo mejor. Inclusive, el día de ayer me mandó un bonito mensaje. Hablamos de cosas que no se pueden mencionar, pero me sentí halagado por lo que me dijo, el cariño que me tiene a mí. Tenemos un mutuo respeto y un gran cariño”, indicó.

También, dijo que le gustaría que Reynoso explote el máximo potencial de Valdez y se mostró contento con el éxito que está teniendo el entrenador del Canelo.

“Hace un año todo mundo lo quería colgar, todo mundo habló mal de él, por el positivo del Canelo, ahora un año después resulta que es uno de los mejores del mundo. Me alegro por él, que sigan llegando los éxitos. Ojalá que le pueda ayudar a Óscar a que lleguen más éxitos”, expresó.

“Óscar no ha llegado a dar su máximo potencial, todavía le queda más. Te lo digo por experiencia. Pasamos más de 14 peleas, campeonatos mundiales, cuatro defensas, lo conozco bastante bien para saber cuáles son sus cualidades, sé que tiene mucho que dar”, expresó.

Por ahora, Robles se enfoca en Breazeale (19-1, 17 KOs), pues de vencer a Negrón (20-1, 16 KOs) en Nueva York, estaría muy cerca de una oportunidad por el título del mundo y ya suena para enfrentar al ganador del duelo entre Deontay Wilder y Tyson Fury.

“Breazeale  tiene apenas 10 años en el gimnasio, como amateur y como profesional. Empezó tarde, viene del futbol americano, pero al final de cuentas, él ha estado en el deporte toda su vida, no se le ha dificultado el hacer la transición del futbol americano al boxeo. En 10 años, en convertirse en campeón nacional olímpico, el ser el mejor peso completo del mundo te dice mucho de él”, expresó.

Robles también tiene a su hijo Manny Robles III (16-0, 8 KOs) muy cerca de una oportunidad de una pelea titular. Su hijo, campeón de peso pluma de la Federación Norteamericana de Boxeo, pelea este jueves, 8 de noviembre, ante José González (23-6, 13 KOs), en duelo a 10 asaltos en el Fantasy Springs Casino de Indio.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°