Anuncio
Share

México vs. Puerto Rico: Una rivalidad para la historia

Oscar De La Hoya entrenta a Felix Trinidad.

Oscar De La Hoya entrenta a Felix Trinidad.

(WS·Wally Skalij / Los Angeles Times)

Según los historiadores de boxeo, la clásica rivalidad entre México y Puerto Rico se remonta hasta 1934 cuando el boricua Sixto Escobar se midió ante el mexicano Rodolfo ‘Baby’ Casanova en Montreal, Canadá. Pero realmente no empezó a formalizarse hasta durante la última parte de la década los ‘70 cuando las peleas entre púgiles de los dos países empezaron a acaparar más la atención.

Con motivo de la pelea deL Sábado entre el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez y el boricua Miguel Cotto, aquí les presentamos las peleas más memorables en la historia de la rivalidad entre el país azteca y la Isla del Encanto.

J.C. Chávez vs. Héctor Camacho

Fecha: 12 de septiembre de 1991
Sede: Thomas & Mack Center de Las Vegas

El duelo entre ‘El Gran Campeón Mexicano’ y el ‘Macho’ Camacho fue el primer evento trascendental de las peleas entre pugilistas mexicanos y puertorriqueños, pues acaparó la atención de todo el mundo del boxeo.
Al igual que Mayweather-Pacquiao, esta ansiada contienda también tardó años para llevarse a acabo debido a fallidas negociaciones. Con sus mejores años detrás de él, Camacho entró al combate considerablemente desfavorecido en las apuestas, estaba abajo por 11-2.
Pero la rivalidad boxística México-Puerto Rico en combinación con el gran deseo de la afición de finalmente ver a los boxeadores más populares de los pesos medios de esa época enfrentarse, ensalzaron el choque.
Con más de 18,361 entradas vendidas, el combate rompió el record de asistencia para una pelea bajo techo en Nevada. Ya sobre el ring, todo fue como se esperaba. A lo largo de 12 asaltos, el sonorense brutalizó metódicamente al ‘Macho’, quien solo mostró chispazos del gran talento que lo llevó a las alturas del boxeo, con golpes a la cabeza y al cuerpo para conseguir una clara victoria por decisión unánime.

Miguel Cotto vs. Antonio Margarito

Fecha: 3 de diciembre de 2011
Sede: Madison Square Garden de Nueva York

El odio personal ha sido un ingrediente de muchas de las peleas dentro de esta rivalidad debido a las guerras de palabras.
Pero el odio que se generó para la revancha entre Cotto y Margarito fue producto de unas circunstancias más serias que unos insultos. Cuando se enfrentaron por primera vez en 2008, el ‘Tornado de Tijuana’ le propinó una inesperada, salvaje paliza a Cotto para ganarle por vía del nocaut técnico en once asaltos y quitarle su invicto.
Meses después, antes de que subiera a pelear ante Shane Mosley, le encontraron yeso en su vendaje. Tras este descubrimiento, Cotto comenzó a cuestionar la legitimidad de la victoria de Margarito, creía que quizás el mexicano también peleó con yeso en su vendaje cuando se midieron. Para la revancha la hostilidad era palpable, Margarito dijo que Cotto “pegaba como niña” y el boricua lo tildó de “criminal”.
Cotto abusó sin piedad el agraviado ojo derecho de Margarito, quien había sufrido una fractura orbital ante Manny Pacquiao en su última pelea. Antes del comienzo del décimo episodio, el réferi dictaminó que Margarito ya no estaba en condiciones de seguir debido al ojo cerrado.

Juan Manuel López vs. Orlando Salido

Fecha: 16 de abril de 2011
Sede: Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón en Puerto Rico

No hubo una sorpresa tan fuerte dentro de la rivalidad México-Puerto Rico que el de la victoria que obtuvo el mexicano ‘Siri’ Salido sobre López. ‘Juanma’ tenía el título pluma de la OMB y estaba considerado como uno de los 10 mejores peleadores libra por libra.
La contienda ante ‘Siri’ solo era una pelea de “calentamiento” pensado en un eventual super combate ante el cubano Yuriorkis Gamboa. Lo único que tenía el aguerrido sonorense, quien había perdido contra Gamboa en su última contienda, a su favor entrando a la pelea, eran su quijada de piedra y su aguante.
El boricua dominó los primeros asaltos conectando su jab de derecha y moviéndose constantemente. Pero en el cuatro episodio empezó a arriesgar más, esto terminaría beneficiando al mexicano. En el octavo asalto, Salido salió determinado a acabar la pelea. El réferi salvó a ‘Juanma’ de más castigo finiquitando el combate.

Óscar De La Hoya vs. Félix Trinidad

Fecha: 18 de septiembre de 1999
Sede: Mandalay Bay de Las Vegas

Denominada “La Pelea del Milenio”, esta fue una contienda de lujo entre dos jóvenes campeones invictos en los puntos más altos de sus respectivas carreras.
El ‘Golden Boy ’, quien había conseguido una medalla de oro en Barcelona ‘92 representando a Estados Unidos, era el campeón de peso welter del CMB y pese a no haber nacido a en México, su sangre mexicana lo envolvió dentro de la rivalidad.
‘Tito’ era el campeón welter de la FIB y era visto como el máximo ídolo puertorriqueño de todos tiempos detrás del legendario beisbolista Roberto Clemente.
El del Este de Los Ángeles se robó el show durante los primeros siete asaltos. Pero creyendo que la pelea ya estaba en la bolsa, la esquina del ‘Golden Boy’ erróneamente le dijo que ya no se enganchara en los últimos asaltos. Esta exagerada postura cautelosa le dio la pelea a ‘Tito’ por decisión mayoritaria.

Salvador Sánchez vs. Wilfredo Gómez

Fecha: 21 de agosto de 1981
Sede: Caesars Palace de Las Vegas

Cada vez que se habla de los más grandes combates de boxeo entre México y Puerto Rico, la batalla que sostuvieron Sánchez y Gómez sale a relucir. Fue una contienda que define la rivalidad.
Gómez era un auténtico terror sobre el ring, había logrado todas sus victorias por la vía del nocaut. Tras cuatro años como el campeón reinante de peso supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), subió a la división de las 126 libras para desafiar a Sánchez, quien no era un campeón muy conocido.
Gómez , quien estaba arriba en las apuestas 9-5, siempre buscó provocar al mexicano hablando mal de él, incluso vaticinó que conseguiría un nocaut tempranero. Sánchez no tardó en hacer pagar a Gómez por sus palabras, en el primer asalto tumbó al boricua. Sánchez culminó su obra mandando entre los encordados a Gómez. El boricua se levantó pero el réferi determinó que ya no podía seguir.

Wilfredo Gómez vs. Carlos Zarate

Fecha: 10 de octubre de 1978
Sede: Coliseo Roberto Clemente de San Juan, Puerto Rico

Fue una de las principales peleas que comenzó a darle sazón a esta rivalidad. No solo fue un duelo de récords invictos, también fue un duelo entre dos noqueadores.
Zarate, quien nació en la Ciudad de México, había conseguido 51 de sus 52 victorias antes del límite. Gómez, de Santurce, Puerto Rico, llevaba 21 nocauts de manera consecutiva. Para este combate, Zarate subió de la división de las 118 libras a la de las 122 para disputar el título supergallo del CMB que ostentaba Gómez.
Gómez entró en cofinancia en el cuarto asalto y empezó a embestir a Zarate, quien no pudo entrar en ritmo, con combinaciones derribándolo dos veces, la última fue después del campanazo. En el quinto, impulsado por una enloquecida afición, Gómez tumbó una vez más a Zarate para causar que la esquina del mexicano tirara la toalla.


Anuncio