Anuncio
Share

Jesús Cuéllar enfrentará a Jonathan Oquendo y promete no bajar la guardia

Desde la última vez que vivió la amargura de la derrota en 2011, Jesús Cuéllar (27-1, 20 KOs) no ha vuelto a mirar hacia atrás y poco a poco se ha ido consolidando como un boxeador sólido.

El argentino se prepara actualmente para enfrentar el 5 de diciembre a Jonathan Oquendo (26-4, 16 KOs) en el Barclays Center de Brooklyn en Nueva York, quien podría ser su más peligroso rival desde que cayó ante el colombiano Óscar Escandón.

El oriundo de José C. Paz no ha bajado la guardia y en su último enfrentamiento ante el armenio Vic Darchinyan lo demostró, ya que a pesar del cambio de estrategia de su rival, Cuéllar pudo adaptarse y salir vencedor.

“Supimos que iba a llegar con un plan diferente, entrenamos fuerte para contrarrestarlo, pero logramos mantenerlo a raya y neutralizarlo”, dijo Cuéllar en su gimnasio de entrenamiento en Marina del Rey. “Darchinyan tiende a buscar a los peleadores a los que se les enfrenta, pero conmigo se fue atrás”.

El ‘Jinete del KO’ dice estar listo para enfrentar al boricua Oquendo, quien venció y sorprendió al mexicano Jhonny González el pasado septiembre en Las Vegas, y defender su cinturón de la WBA en la división de peso pluma.

Entre los planes de su entrenamiento, Cuéllar buscó familiarizarse con el estilo del puertorriqueño y para eso necesitó de la ayuda de compañeros de entrenamientos que le proveyeran el mismo modo de pelea.

“Lo vi, he visto algunos de sus videos y estoy entrenando fuerte para estar listo. He estado entrenado con algunos sparrings similares al estilo de Oquendo para estar mentalmente listos a lo que nos muestre”, aseguró.

Tras el triunfo del puertorriqueño ante González, se ha dicho que eso le ha servido para tomar un segundo respiro en su carrera, y Cuéllar no espera ser una víctima más de ese resurgimiento de su rival.

“Trabajé en mi ataque, mi defensa, concentrándome en combinaciones en lugar de ir mucho hacia adelante. Siempre hay presión en este deporte, pero me siento bien, estoy concentrado en mi pelea, ya luego me preocupo por las peleas que vienen. Solo tengo que ir a hacer lo que tengo que hacer y enfocarme en la oportunidad de capitalizar en un triunfo”, dijo el boxeador de 28 años.


Anuncio