Tras vencer a Jacobs ¿qué sigue ahora para Canelo? ¿Una pelea en Inglaterra?

Después de su victoria sobre Daniel Jacobs el sábado por la noche en Las Vegas, Saúl Álvarez tiene varias opciones para su próximo combate. El sábado unificó los títulos del Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo al vencer al estadounidense por decisión unánime. Sin embargo, su próxima pelea podría ser en las 168 libras.

Una de las posibilidades que mencionaron anoche fue un duelo ante el campeón de las 168 libras de la Asociación Mundial de Boxeo, Callum Smith, un hombre al que Álvarez ha mostrado interés de enfrentar. Álvarez tiene actualmente la corona “regular” de la AMB en las 168 libras después de vencer a Rocky Fielding en diciembre pasado.

“Canelo ha mostrado interés de pelear en Inglaterra ante Callum Smith”, dijo Óscar de la Hoya, promotor de Saúl Álvarez

De la Hoya no descartó tampoco un duelo en la Ciudad de México y tampoco un tercer duelo ante Gennady Golovkin en septiembre.

Por su parte, Canelo dijo que su objetivo era ganar el título restante en las 160 libras, el de la Organización Mundial de Boxeo, en posesión de Demetrius Andrade, pero este aún le falta defender su corona ante Maciej Sulęcki el 29 de junio y no le dará tiempo de pelear en septiembre ante él.

Sobre el duelo ante Jacobs, Álvarez reconoció que es un peleador complicado, que es difícil conectarle dos o tres golpes seguidos.

Su entrenado Eddy  Reynoso, así como Don Chepo, criticaron la estrategia de Jacobs.

 “Daniel Jacobs salió en los 12 rounds para sobrevivir. A veces es difícil ofrecer un gran espectáculo para la gente, pero también estoy contento porque ganamos otro cinturón”, declaró Eddy  Reynoso. “También Canelo mostró una defensa muy  buena”.

“Hasta para hacer el amor se ocupan dos, Jacobs salió a no ser noqueado y así no se puede , queda un saborcito amargo de boca, yo siento que la gente merecía más”, indicó Don Chepo.

Por su parte, De la Hoya recordó a la gente que Álvarez está enfrentando a peleadores más grandes, tal como lo fue Jacobs la noche del sábado.

 “Lo que mucha gente no entiende es que los contrincante se están poniendo cada vez más difíciles. Son más grandes, más fuertes, son mejores boxeadores”, dijo Óscar de la Hoya. “Para mí, para los 28 años que tiene lo está haciendo muy bien”.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°