Anuncio

Excampeón mexicano que también dio positivo a clembuterol se solidariza con Canelo

(Cortesía Golden Boy)

Desde hace siete años, varias agencias internacionales de antidopaje han advertido a atletas sobre el riesgo de dar positivo por la sustancia prohibida clembuterol tras comer carne mexicana pues en este país muchos granjeros la usan ilegalmente en la engorda de ganado.

Empezando con los cincos jugadores de la selección mexicana que fueron suspendidos durante las Copa Oro 2011 porque se les encontró rastros de clembuterol en sus sistemas, ha habido una considerable lista de deportistas que han salido sucios debido a una supuesta contaminación alimenticia en tierras aztecas.

Cuando el excampeón mexicano Francisco ‘Bandido’ Vargas escuchaba de casos como estos, no solía darles el beneficio de la duda pues no creía que un atleta se podía salir positivo simplemente por lo que comieron.

“Yo mismo pensaba ‘pues a lo mejor sí se metieron algo’”, dijo Vargas a HOY Deportes este martes.

Admitió que él no tomaba precauciones a la hora de ingerir carne mexicana. Sin embargo, en abril de 2016, a menos de tres meses de su primera defensa del título de peso superpluma del CMB ante Orlando ‘Siri’ Salido, vivió en carne propia una prueba positiva por clembuterol.

Y instantemente su perspectiva cambió.

“Cuando te pasan las cosas, es cuándo ya te das cuenta de toda esa situación”, expresó. “Aprendes, empiezas a preguntar e investigar. Ya sabes que en México realmente existe ese problema”.

El ‘Bandido’ indico que la noticia lo asombró inmensamente pues nunca había tomado nada ilegal y él mismo había pedido pruebas voluntarias de antidopaje para el choque contra Salido debido a que en 2006 el sonorense había dado positivo por el anabólico nandrolona y se quería asegurar de que estuviera limpio.

“Nosotros las pedimos para no tener alguna sorpresa con ‘Siri’, y al final nosotros salimos con eso”, comentó entre risas.

El púgil le manifestó a la Comisión Atlética del Estado de California (CSAC) que él dio positivo por clembuterol porque durante su campamento en su natal Ciudad de México, comió una considerable cantidad de carne que le había servido su madre.

Al final considerando que solo encontraron rastros de la sustancia en su sistema y que había dado negativo en controles subsecuentes, el organismo aceptó su explicación y lo dejó pelear.

Vargas, de 33 años de edad, contó que el proceso para aclarar su nombre ante la comisión fue bastante arduo. Tuvo que someter 10 pruebas a lo largo de nueve semanas y la incertidumbre lo desconcertó un poco.

“Hay un control más severo contigo, no sabes en que momento van a venir y te van a hacer pruebas. Hasta que no se aclare todo, existe la duda”, aseveró.

Otra cosa que también lo afectó mucho durante este periodo fueron los comentarios que aseguraban que se había “metido cosas” a propósito. Como un boxeador que esta entregado al 100% a su profesión, confesó que estas acusaciones le llegaron a doler.

“Sí molesta e incómoda. Uno hace su trabajo, se para temprano para ir a correr y entrena duro para obtener buenos resultados para que luego la gente ande diciendo que te andas metiendo cosas prohibidas. Eso es feo”, dijo Vargas.

En cuanto a su colega con la promotora Golden Boy, el tapatío Saul Álvarez, quien está pasando exactamente por la misma situación tras también dar positivo por clembuterol, el ‘Bandido’ se solidariza con él. Considera que la única razón por la que el caso del pelirrojo se ha convertido en un gran escándalo, es por su fama.

“Esperemos que Canelo siga bien enfocado y que no les haga caso a los comentarios”, indicó. “Todos conocen a Canelo. Es un peleador muy famoso por eso la noticia se expandió. Y por igual, él tiene mucha gente que no lo sigue y por eso le llegan muchas críticas”.


Anuncio