Adrián Granados cree que ante Danny García será su última oportunidad

El mexicoamericano Adrián Granados (20-6-2, 14 KOs) tiene muy grabado aquella noche del 2 de mayo de 2015 en Las Vegas.

Su pleito fue la primera pelea en la función protagonizada por Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao. Enfrentaba a Brad Salomon, cuyo récord en ese entonces era de 26-0).

Tras 10 asaltos, Granados se sentía confiado de que iba a terminar con la mano en alto.

“Todo mundo pensó que gané esa pelea. Esa pelea casi termina con mi carrera”, reconoció Granados, nacido en Chicago de padres mexicanos.

“Después de la pelea, estábamos celebrando, su esquina estaba con la cabeza hacia abajo. Pero terminé perdiendo por decisión dividida (94-96, 94-96 y 96-94)”, recordó Granados, quien ya tenía un trabajo a tiempo completo en AT&T listo para reemplazar su carrera boxística.

Pero luego se mantuvo ocupado, gracias a su mánager Andy Zak de Journeyman Management, y peleó tres veces más en 2015, incluyendo una victoria ante Amir Imam en Canadá. Pero luego cayó por decisión dividida ante Adrien Broner en un duelo en el que piensa que mereció mejor suerte.

 “No fue mi mejor presentación pero creo que hice lo suficiente para ganar”, recordó Granados, quien perdió esa contienda por decisión dividida (94-96, 97-93 y 93-97).

El originario de Chicago enfrentará a Danny García (34-2, 20 KOs) el 20 de abril próximo en el Dignity Health Sports Park. García viene de perder ante Shawn Porter.

Para Granados, de papá de Nuevo León y mamá de Coahuila, esta es su última llamada para ser un reconocido campeón del mundo.

 “Creo que esta es mi última oportunidad para ser una estrella prominente en el boxeo”, indicó Granados en una reunión con la prensa en Los Ángeles.

Granados dijo que espera superar a García con mucha presión y también espera poder lastimarlo con su poder.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°