Reporte

Dan paliza a Mikey García

El californiano Mikey García no pudo con el estadounidense Errol Spence Jr, que impuso condiciones y ganó por decisión unánime para retener la corona de peso Welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en un duelo celebrado en el AT&T Stadium de Arlington, Texas. 

Errol golpeó a placer y marcó el ritmo de las acciones sobre García, quien poco pudo hacer antes el ataque rival y sus ofensivas eran controladas sin apuro.

Mikey aguantó los 12 asaltos de pie y el público se lo reconoció, aunque quedó la sensación de que pudo haber hecho más, pues por momentos parecía resignado a cargar con la derrota y poco hizo para meter en apuros al monarca.  

Mientras Errol lucía en cada envío y disfrutaba con el dominio y precisión de sus golpes, el peleador de sangre mexicana registró varios momentos donde solo se defendía, sin tirar golpes y sin atinar a orquestar un ataque.  

Detalles... 

Spence Jr. tuvo que llegar hasta el finnal para defender su título por tercera vez. Sin embargo, el resultado nunca estuvo en duda para uno de los mejores boxeadores cuerpo a cuerpo del mundo.

Spence superó en los puntos de forma unánime a Mikey García, un hábil boxeador invicto que subió dos categorías para lo que consideró una pelea histórica.

"Durante los entrenamientos, muchos comentaristas pensaron que él era demasiado inteligente y que yo no podía boxear tan bien como él. Demostré que puedo boxear y que puedo mover mi cabeza si quiero”, apuntó Spence.

"El juego es ser inteligente. Es la ciencia de esto. Yo tenía la ventaja del tamaño y el alcance, ¿por qué no usarlos para anular su jab? Es un arma para mí y anula una de sus armas”.

Spence mejoró su foja a 25-0 luego de que los tres jueces le concedieron el triunfo en cada ronda. Una de las tarjetas marcó 120-107, y las otras dos 120-108.

García aguantó el castigo y nunca cayó al piso. Visiblemente agotado, pasó los últimos asaltos bloqueando puñetazos en lugar de lanzarlos y nunca pudo encontrar hueco para una respuesta que cambiase el rumbo del combate.

"Mi hermano (el entrenador Robert García) quiso frenar la pelea en las últimas rondas. No quería que me golpearan más, pero le dije que estaba bien e intenté salir y darlo todo”, señaló García. "Pensé que podría haber lanzado un buen golpe para cambiarlo todo, pero no fui capaz”.

Esta fue la primera vez que Spence llegó hasta el final en sus 12 últimas peleas. García, que pasó de 135 a 147 libras en su intento por convertirse en campeón de cinco divisiones, encajó su primera derrota en 40 combates profesionales.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°