Anuncio
Share

Cotto intensifica su entrenamiento previo a su pelea contra ‘Canelo’ Álvarez

Miguel Cotto entrenó frente a los medios de comunicación con el ojo morado.

Miguel Cotto entrenó frente a los medios de comunicación con el ojo morado.

(Kevork Djansezian / Getty Images)

Miguel Cotto y Saúl ‘Canelo’ Álvarez (45-1-1, 32 KOs) siguen sus preparaciones para un duelo que promete ser explosivo. La contienda pactada a 12 rounds en la división de peso mediano, se llevará a cabo el 21 de este mes en el Mandalay Bay de Las Vegas.

El puertorriqueño tuvo un entrenamiento frente a los medios de comunicación el miércoles y sorprendió al presentarse con marcas de golpes en su rostro, especialmente en su ojo izquierdo.

“Son simplemente marcas de mi trabajo, soy boxeador”, explicó Cotto (40-4, 33 KOs). “El boxeador que no le guste estar marcado, que no le guste los golpes, está en el negocio incorrecto. Nosotros estamos aquí, peleando, preparándonos para un gran combate, y todo lo que ven aquí es el esfuerzo de este gran campamento”.

El oriundo de Caguas, quien entrena bajo el mando de Freddie Roach, dijo estar satisfecho por la manera como ha llevado su preparación para enfrentar al peleador mexicano.

“Estamos trabajando en todo lo que Freddie quiera que yo trabaje. Freddie se ha encargado de delinear el patrón ideal para la pelea, todo lo que Freddie me pida lo vamos a hacer”, aseguró ‘Junito’.

La rivalidad entre las dos naciones representadas en este combate agregará un capítulo más en la historia de estos enfrentamientos y Cotto aseguró que esta pelea pudiera cambiar las cosas de manera positiva para el boxeo en general.

“Puerto Rico-México siempre ha dado de que hablar en el boxeo, y sé que esta pelea va a marcar esa trayectoria”, dijo.

La batalla entre la juventud y la madurez es otro de los temas que será el centro de atención; Cotto tiene 35 años de edad, mientras que Álvarez tiene 25. “La pelea tanto en el lado de ‘Canelo’, como de lado de Miguel Cotto verán si la experiencia pudo más que la juventud”.

Debido al rival que enfrenta su pupilo, Roach considera que la preparación de Cotto se ha intensificado de gran manera.

“No me había lastimado anteriormente como lo ha hecho ahora, está más enojado”, explicó el entrenador. “Se me hace chistoso como a veces no puedo hablar con él. Me hace una pregunta y no le puedo responder porque me ha sacado el aire. El luego se ríe, se está divirtiendo”.


Anuncio