Canelo Álvarez cambia de estrategia, le quita el invicto y la corona a Gennady Golovkin

Canelo Álvarez no corrió en esta ocasión y se puso al tú por tú ante Gennady Golovkin.

El resultado de la estrategia fue buena, pues logró el triunfo más grande de su carrera al ganar por decisión mayoritaria para conquistar el campeonato de peso supermediano del CMB, AMB y OIB; y de paso también le quitó el invicto al kazajo.

Canelo fue criticado después de la primera pelea el año pasado pues utilizó una estrategia de movimiento, trabajo de pies y una gran juego de cintura. En esta ocasión prefirió pararse de frente a un peleador a quién muchos temían y logró convencer a los jueces.   

“Salí a noquear pero no se pudo, fue un gran peleador”, dijo Álvarez (50-1-2, 34 KOs), quien ganó por un round la noche del sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

Los jueces entregaron tarjetas de 114-114 de Glen Feldman y 115-113 de Dave Moretti y Steve Weinsfield a favor del mexicano. Los dos jueces que le dieron el triunfo por un round a Canelo, le otorgaron el último asalto. El único que entregó el empate le dio ese último capítulo a Golovkin. 

Fue la primera derrota de Golovkin (38-0-1, 34 KOs), quien hizo mucho trabajo a base de jabs pero nunca puso en problemas a Canelo, tal como en la primera pelea. Al final de la contienda  Golovkin se retiró sin dar declaraciones a HBO. 

Luego en una  declaración en su vestuario, Golovkin dijo: "No voy a decir quién ganó hoy, porque la victoria pertenece a Canelo, de  acuerdo a los jueces. Creo  que fue una muy buena pelea para los aficioandos y muy emocionante. Creo que peleé mejor que él".

Golovkin recibió ocho puntadas arriba del ojo derecho. 

“Soy un peleador de elite y eso lo demostré hoy”, expresó Canelo, quien se movió menos que en la primera pelea, recibió más golpes pero se llevó la corona. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°