Anuncio

Canelo reconoce que le ha PERDIDO el respeto a Golovkin y a su equipo

(Cortesía )

En lo que fue una extraña conferencia de prensa, Saúl Álvarez y Gennady ‘GGG’ Golovkin presentaron este miércoles su pelea de revancha de septiembre.

Canelo estuvo en su nueva academia de boxeo en Guadalajara y ‘GGG’ a casi 1,500 millas de distancia en su campamento en Big Bear, California. Se unieron vía satélite para una trasmisión en la red social Facebook.

El mexicano indicó que no hubo una magna conferencia de prensa en esta ocasión porque ya sostuvieron una en febrero para lo que iba ser la revancha original que estaba programada para mayo. Esta fecha tuvo que ser cancelada debido a que Álvarez enfrentaba una suspensión por dar positivo dos veces a la sustancia prohibida clembuterol en marzo.

Se ha especulado que la verdadera razón de porque Canelo y Golovkin no iban a celebrar una conferencia de prensa juntos esta vez era por la hostilidad que se ha generado entre ambos equipos.

El doble campeón de peso mediano ha sido bastante crítico de Álvarez en los últimos meses pues considera que es arrogante y por dar positivo. Ha dicho varias veces que siente que su dopaje fue a propósito y no por una contaminación alimenticia por comer carne mexicana. Incluso ha declarado que cuando pelearon por primera vez, le pareció ver marcas de agujas en el cuerpo del tapatío.

(Cortesía )

“Estamos en un espacio en donde estamos cómodos”, dijo un visiblemente molesto Golovkin cuando el moderador le preguntó sobre porque no se encontraban en el mismo cuarto.

Canelo tampoco se veía nada jovial. Reconoció que a comparación del primer combate ante Golovkin, ahora no le tiene mucho respeto a él y ni a su equipo.

“Obviamente todo cambió por todo lo que han hablado. Ya se fueron más allá, ya me han faltado el respeto”, explicó Canelo. “Por eso todo es diferente y por eso ha cambiado mi actitud hacia ellos”.

Uno de los principales artífices de este desdén, es el propio Sánchez.

El tijuanense lleva años llamando a Canelo una “Diva” por su complicada manera de hacer negocio. Tras el primer combate, el cual terminó en un polémico empate, tildó al pelirrojo de ser un “correlón” por no pelear de “tú a tú”. Y hasta lo ha llamado un “tramposo” porque considera que usó un vendaje ilegal ante su pupilo.

Cuando se le preguntó a Álvarez si gustaría decirle algo a Abel, no se enganchó.

“No tengo nada que decirle. Él sabe lo que pienso de él”, vaticinó.

Sánchez por su parte, justificó porque ha arremetido en contra de su compatriota

“He hablado de él debido a sus acciones y debido a las consecuencias que nos han causado como equipo”, contó. “Pero es un peleador excepcional”.

El ambiente controlado del evento mantuvo a Canelo lejos del tema de su dopaje, pero él promotor de Golovkin, Tom Loeffler, encontró la manera de sacarlo a relucir para ponerle picante a una intensa pero insípida tarde.

Dirigiéndose al promotor de Álvarez, Óscar De La Hoya, el empresario les mandó un poco sutil dardo.

“Yo sé que Óscar está en Guadalajara con Canelo. Asegúrate que está vez Canelo tenga un estilo más mexicano y menos carne mexicana. Asegúrate que salgan bien las cosas”, expresó Tom Loeffler entre risas.


Anuncio