Anuncio
Share

Boxeador mexicano que vivió la experiencia inmigrante, condena la separación de familias en la frontera   

(GETTY IMAGES)

Para el excampeón mundial de boxeo Abner Mares, las imágenes de los menores edad que han sido separados de sus padres tras ser detenidos por ingresar a los Estados Unidos de manera ilegal, son desgarradoras.

Y también tocan una fibra sensible dentro de él pues entiende muy bien la situación de las familias.

A los siete años, su mamá, él, su hermana y hermano inmigraron a EE. UU. son documentos provenientes de Guadalajara.

Este miércoles por la mañana, a través de un comunicado, Mares condenó la controversial práctica de gobierno del presidente Donald Trump detención y abogó por el derecho de poder obtener el “sueño americano”.

“Todos tenemos sueños, todos tenemos familia… sin importar las fronteras. Los que está pasando en la frontera de mi país, MI país, es algo inhumano”, dice Mares, que se convertiría en ciudadano americano en 2019. “Soy un ejemplo de cuando los sueños americanos y mexicanos de juntan. Tengo una exitosa carrera en boxeo. También tengo un exitoso negocio en los Estados Unidos y México que emplea a ciudadanos de ambos países. Tengo la fortuna de contar con cariñosa familia que tiene felicidad, salud y está junta”.

El púgil que fue criado en Hawaiian Gardens, California, dejó claro que como padre y ser humano no podía tolerar el hecho de que niños de varias están siendo encarcelados en centros de detención, y por eso está alzando la voz.

“Esto no es unidad ni diversidad, es división. Esto va en contra de lo que nos pide Dios como seres humanos. El trauma que niños y adultos están sufriendo los afectara a lo largo de toda su vida”, subrayó el exmonarca de peso supergallo y pluma.

Por la tarde, Trump firmó una orden ejecutiva para detener la separación de los chicos inmigrantes de sus padres en la frontera.


Anuncio