Anuncio
Share

Boxeador de Santa Ana, Bryan Flores, busca destacar para aportar a su comunidad y Oaxaca

La 'Rata' ayuda a golpes.

La ‘Rata’ ayuda a golpes.

(Cortesía larataboxing.com.)

Cuando se habla del púgil mexicoamericano Bryan Flores, se puede decir que vive una doble vida.

Fuera del ring es un joven con una educación universitaria que tiene un impulso altruista y un interés por los negocios. Dentro de los encordados se vuelve la ‘Rata’, alguien totalmente diferente.

“Tengo dos facetas. En el ring soy la ‘Rata’ y busco lastimar a mis rivales. Cambio mi personalidad, soy más feroz y agresivo. Realmente no soy compasivo. Fuera, soy Bryan, un chico educado que hace otras cosas”, le dijo a HOY Deportes Flores, quien recibió este apodo en el gimnasio durante sus primeros años en el boxeo debido al estilo de su cabello.

Nacido en Santa Ana, California, hijo de inmigrantes de Oaxaca, Flores empezó a boxear a los 12 años de edad para perder peso. A lo largo de los años continuó peleando, porque era algo que le daba disciplina y lo alejaba de las malas influencias.

También fue un estudiante destacado. Gracias a sus excelentes calificaciones, Flores ganó una beca para ejercer su educación preparatoria en la prestigiosa escuela St. Margaret’s de San Juan Capistrano.

El púgil de 23 años de edad dijo que el poder estudiar en una institución educativa de alto nivel cambió la perspectiva de su vida.

“Ahí vi la importancia de la educación y lo que quería hacer”, indicó Flores, quien mantuvo un promedio académico de 3.70.

Sin embargo, pese a que estaba concentrado en los estudios y ocupado con otras actividades, nunca se apartó del boxeo.

“Seguí en el boxeo, aunque siempre me pregunté ‘¿por qué seguí?’”, dijo Flores. “Creo que fue por el aspecto físico. Era como un pasatiempo porque no tenía un entrenador fijo. Me entrenaba mi papá; él me llevaba a las peleas los fines de semanas, y yo le decía que me llevara”.

Pero no fue hasta su último año en St. Margaret’s cuando decidió que quería ir seriamente en busca de una carrera en el pugilismo. En ese periodo, ganó una medalla de oro en los MexGames y viajó a México para competir en las olimpiadas nacionales en busca de un boleto a Londres 2012.

Con eso en mente, el boxeo tuvo mucha influencia al momento de elegir una universidad. Con opciones en Arizona y Nueva York, decidió quedarse en el Sur de California e ir a Loyola Marymount en Los Ángeles debido a que le quedaba cerca el famoso Wild Card Gym de Hollywood, perteneciente al entrenador Freddie Roach.

Hace un año, Flores se convirtió en el primer púgil del sistema de boxeadores amateur de ese gimnasio en convertirse en profesional. Ha hecho sparring con peleadores como José Ramírez y Julio César Chávez Jr. Actualmente marcha invicto en cuatro peleas.

Más allá del boxeo

En 2015, Flores se graduó de la universidad con un título en administración de negocios. Hoy en día, el mexicoamericano también trabaja en un grupo de mercadotecnia que se dedica a hacer sitios de internet.

“Quiero representar a la primera generación de mexicoamericanos que no tienen una voz”, indicó.

Ya está muy involucrado con su comunidad. Trabajando con el Consulado Mexicano de Santa Ana, visita escuelas en vecindarios hispanos y da charlas motivacionales. También ayuda con el día a día del Club Migrantes Nochixtecos USA, una organización encabezada por su madre, Rosa López. Su meta es crear una fundación para poder proveer becas educativas. Y ve en el boxeo una avenida para cumplir esos objetivos.

“Pelear no es algo que tenga que hacer para sobrevivir, pero es algo que tengo que hacer. Quiero usarlo como un vehículo para seguir aportando a mi comunidad”, dijo Flores.

No olvidan sus raÍces

El Club Migrantes Nochixtecos USA, que está avalado por el Consulado de México de Santa Ana, fue formado hace dos años en dicha ciudad por inmigrantes del pueblo de Nochixtlán, del estado de Oaxaca, con el propósito de ayudar económicamente a su lugar de origen.

La organización recauda fondos por medio de vendimias de comida y concursos de belleza para asistir a la gente de su pueblo natal.

Este último año pudieron comprar una ambulancia que llevaron a Nochixtlán, dos semanas antes de que se destaran los incidentes de violencia que actualmente están afectando a ese poblado.

“Esa ambulancia salvó varias vidas, porque la población solo contaba con una chiquita que no estaba equipada; era como una camioneta con camper de transporte”, dijo a HOY Deportes la presidenta del club y mamá de Bryan Flores, Rosa López.

El club también ha ayudado con la situación de las manifestaciones en Oaxaca. “Estamos recaudando dinero para los medicamentos y cuidados médicos de la gente que quedó con gastos”, expresó López.

Para más información sobre el Club Migrantes Nochixtecos USA, visite larataboxing.com/philanthropy.


Anuncio