Anuncio
Share
Boxeo

Dulce García, mejor conocida como Sexy Star en lucha libre, quiere dominar ahora el MMA

Dulce García

Dulce García, mejor conocida como Sexy Star, está entusiasmada por su nueva carrera en MMA. 

(Alatriste/HOY)

La luchadora mexicana Dulce García, mejor conocida en el mundo de la lucha libre como Sexy Star, nació para romper con todos los moldes y parece no tener límites. En lucha libre ganó varios campeonatos del mundo y ahora tiene una carrera invicta como pugilista. Pero ahí no acaba su talentosa trayectoria en el deporte de contacto pues en abril pasado debutó en las artes marciales mixtas de Combate Américas.

García ha sido Reina de Reinas de AAA en tres ocasiones y también fue campeona en Lucha Underground, además de ganar varios combates de apuestas de máscara vs. máscara o máscara vs. cabellera.

“Siempre me ha gustado los deportes de contacto, desde muy pequeña siempre fui muy activa en todo lo que es deporte. Empecé en la lucha libre, todos saben mi historia. De repente, me fui al box, porque quería cumplir un sueño de debutar como profesional”, declaró la nacida en Monterrey, Nuevo León.

En abril de 2017 hizo su debut en el boxeo al ganar por decisión unánime a Yanely Ceja Hernández en Metepec. Pero mientras alternaba deportes, también le comenzó a dar curiosidad las artes marciales mixtas, especialmente cuando su amigo Alberto Del Río, de Combate Américas, la invitó a funciones de esa compañía y señaló que al momento de subirse a la Jaula a tomarse fotos, sintió las ganas de pelear.

“Sentí como una conexión, de ¿por qué no hacerlo? ¿Por qué no hacer artes marciales mixtas?”, recordó García.

García, cuyo récord invicto de boxeo es de cinco triunfos al hilo, debutó en MMA en abril pasado en su natal Monterrey al vencer por decisión unánime a Mariana Ruiz, quien también hacía su debut. Aunque dominó esa noche, García dijo que se sintió nerviosa debido a que habían muchas expectativas en torno a su primera pelea.

“Se comentaba que iba a ser una pelea arriba, que iba a boxear porque ese era mi fuerte. Que cuando me llevara al piso yo no iba a saber qué hacer, que no iba a poder reaccionar, pero creo que se equivocaron, estaba muy preparada”, señaló García, quien luego le dio crédito a su historial de lucha para salir adelante. “Creo que la lucha libre fue lo que me hizo sacar esa fuerza, porque mi contrincante es lo que hacía, llevarme al piso”, indicó García acerca del duelo en el Domo Care de Nuevo León.

García también quiere aclarar que no ha dejado la lucha libre o el boxeo, como algunas fuentes informan, y prueba de ello es que la semana pasada estuvo en una función de lucha libre.

“No me he retirado, me alejé un poco porque tenía que subir la intensidad de los entrenamientos. No podía viajar, tenía que cuidarme de lesiones y es por eso que dejé un poco la lucha, pero no por completo, y ahora con artes marciales, no dejo el boxeo, estoy con las tres disciplinas y me encantan”.

García dijo que al ingresar en MMA ha tenido que fortalecer su jiu-jitsu, así como su pelea a ras de lona, ya que es distinto a la lucha libre.

Durante la entrevista con HOY Deportes, García, de 36 años, dijo que no es sorpresa que el MMA femenil sea tan popular, debido a que es una deporte de morbo.

“Si la lucha libre y el boxeo dicen que es para los hombres, en MMA aún lo ven más enfocado a los hombres y que una mujer se atreva, que digan que tuvo las agallas y que peleó en todo es algo que llama la atención. Es por eso que la gente está volteando más a ver a este deporte”, expresó.

“La mujer a veces da mejor espectáculo que los hombres, las mujeres somos muy aguerridas, de esa garra, de ser suaves como gaviotas y felinas como leonas y cuando tenemos que sacar la garra y defender la misma vida damos hasta que lo que no”, declaró García. “A parte de eso me tocó hacerlo en Lucha Underground cuando me enfrenté a hombres que casi me dejaban ahí sin poderme mover. Pero siempre saqué esa garra, esa pasión y ese corazón”.

García recomendó el deporte de contacto a las mujeres que quieran mejorar sus emociones, porque sirve mucho en la autoestima e incluso quiere que su hija algún día esté metida en las artes marciales mixtas.


Anuncio