Deportes Boxeo

Abner Mares asegura no ser un ‘estúpido’ por retar al invicto Gervonta Davis

Desde el momento que decidió levantar el teléfono para hablarle a su manejador Al Haymon y pedirle retar a Gervonta Davis por su título en las 130 libras de la AMB, Abner Mares ha tenido que escuchar lo mismo una y otra vez: “es un riesgo”, “es más joven y más rápido que tu” e incluso que “hay rivales más accesibles”.

El jalisciense aseguró que no fue desmedido cuando decidió que retaría a ‘Tank’, esto mientras leía sentado en su auto las redes sociales. Entre lo que leyó, alguien recomendó el enfrentamiento Davis y eso le despertó el interés para ir por el dos veces campeón de peso superpluma.

“No vamos a esta pelea ciegos… no soy estúpido”, dijo Mares (31-3-1, 15 KOs), quien se presentó a los medios de comunicación el jueves para su pelea del 9 de febrero (Showtime) en el renombrado StubHub Center, a Dignity Health Sports Park, en Carson.

Mares aseguró tener en claro la manera como planea vencer a su rival y el subir de peso no le preocupa en lo absoluto. En su última pelea estuvo en 126 libras.

“Estoy tomando esta pelea porque veo algo en este individuo”, señaló. “Es una pelea dura, sin duda. Todas las peleas son duras. Él tendrá una buena pelea. Al final del día, ustedes deben dejar de preocuparse acerca de mi peso o si soy muy pequeño. Ustedes tendrán una gran pelea y eso es todo lo que importa… siéntense, véanse bonitos y disfruten de la pelea”.

Sin embargo, no negó haber sentido algo de “emoción” al momento de hacer la llamada.

“Hasta fueron con nervios cuando le dije a mi mánager ‘Al quiero esta pelea, me gusta’”, dijo el peleador de 33 años a HOY Deportes. “Hasta él me dijo ‘Abner, ¿estás seguro?’ y como cualquier’ [consejero] o manejador, me dijo que estaba subiendo de peso”.

Como si fuera poco, el promotor de su rival lo remató cuando tomó el podio.

“¿Será que Abner Mares mordió más de lo que puede masticar?”, amenazó Leonard Ellerbe mientras que Davis (20-0, 19 KOs) sonreía al lado opuesto a su retador.

Según el campeón en tres divisiones, el alcanzar un cuarto cinturón le permitiría estar a nivel con otros grandes leyendas mexicanas, sin embargo, su elección para la pelea no fue exclusivamente basado en eso ya que siente es algo que considera “natural tomar este tipo de peleas”.

“Si quieres en el futuro ponerme en el Salón de la Fama, en esas listas de lo uno o lo otro, es trabajo de ustedes… honestamente a mí no me importa, estoy aquí para pelear los mejores y dejar un legado para mí y mi familia”.

Mares cayó por decisión unánime, en su última aparición en el cuadrilátero, en su pelea de revancha ante Leo Santa Cruz, mientras que el invicto peleador alcanzó su triunfo número 20 al noquear al argentino Jesús Cuellar el pasado abril.

Esta será la cuarta pelea que tendrá a Robert García como su entrenador en su esquina. Él aseguró que ha visto cambios en sí mismo desde que empezó a trabajar bajo el mando del residente de Oxnard.

“He aprendido mucho, mucho”, reiteró Mares. “Estoy bien entrenado por la manera cómo te habla y cómo se presenta contigo como entrenador. Él es básico, es directo en lo que necesitas para trabajar, por eso digo que yo podría ser un entrenador también”.

Por su parte, García trató de convencer a Mares de tomar algunas peleas antes de considerar ir por Davis. La respuesta de Mares a esa recomendación fue algo similar a lo que ha escuchado de su hermano, Mikey.

“Ellos pasan por muchos campamentos y sus cuerpos se cansan, empiezan a cambiar. El hacer otras dos o tres peleas con otros oponentes, de igual forma estarían haciendo dinero. A ellos les pagan muy bien, no es como que van a ganar solo $10,000. Traté de explicarle eso, pero él me dijo ‘quiero este tipo de peleas, quiero retarme a mí mismo”, explicó García.

Al entrenador no le quedó más que aceptar la decisión de Mares y de inmediato se pusieron a trabajar. García considera a Davis como un “noqueador artista” pero que no es correcto medirlos basado en el resultado que ambos peleadores tuvieron sobre Cuellar.

“Muchos dicen que Mares le ganó a Cuellar por decisión y lo uno o lo otro, además que Davis lo noqueó temprano en la pelea… pero eso no debe ser visto así porque Mares le ganó a Cuellar cuando este era un campeón mundial y supuestamente no teníamos que haber ganado esa pelea, entonces pienso que teníamos al mejor Cuellar ahí como campeón, defendiendo su título”, explicó García.

Según ‘Grandpa’, cuando Cuellar peleó contra Davis, el argentino había perdido interés y no tenía “más hambre y no quería estar ahí más”. De todas maneras advirtió que la pelea no dejará de ser peligrosa.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
55°