Anuncio
Share

El ‘Toro’ quiere salvar a los Tigres; Valenzuela espera evitar la caída del equipo emblemático

CAN02. CANCÚN (MÉXICO), 19/02/2017.- Fernando Valenzuela (i) lanza una bola con los Tigres de Quintana Roo hoy, domingo 19 de febrero de 2017,durante una conferencia de prensa en Cancún (México). El mexicano Fernando Valenzuela, exlanzador de Grandes Ligas de 1980 a 1997, encabeza al grupo de inversionista que compró la franquicia y el nombre de los Tigres de Cancún, el cual se mantendrá en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB). El dueño del equipo, el empresario Carlos Peralta anunció hace dos semanas la separación del equipo de la LMB y la venta de la franquicia luego de que ésta aceptará que los equipos contrataran a jugadores naturalizados mexicanos sin límite. EFE/Alonso Cupul ** Usable by HOY and SD Only **
(Alonso Cupul / EFE)

Como en sus mejores épocas, el “Toro” apareció para salvar de la derrota a uno de los equipos más emblemáticos de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).
Un grupo de empresarios, encabezados por Fernando Valenzuela, anunciaron ayer la adquisición de los Tigres, que se mantendrán en la capital de Quintana Roo la próxima temporada.
Hace más de una semana, el ahora ex propietario, Carlos Peralta, anunció que la novena, fundada en 1955 y que jugó en la Ciudad de México hasta 2001, estaba en venta, mas no así el nombre y los logotipos que utilizaron los felinos en su estancia en el circuito veraniego.
“Esto es algo nuevo para mí dentro del beisbol, del cual nunca me he separado, pero lo asumo con la misma pasión y responsabilidad que cuando me tocaba abrir juegos en Grandes Ligas.
“Somos un grupo que estamos apostando a un equipo ganador y de tradición, y es por ello que nuestro reto principal es mantenerlo en esos primeros planos para beneplácito de los muchos seguidores que tienen, no sólo en este estado, sino en todo el País”, declaró Valenzuela.
Peralta recordó que tomó la determinación de separar a los 12 veces campeones de la LMB (segundo más ganador), al no compartir la idea de que más peloteros no nacidos en México llenen los rosters de los clubes.
“Es una decisión difícil para mí, por lo que representó Tigres para mi padre (Alejo) y para mi familia, así como por la historia que tiene este equipo en el deporte mexicano y en el beisbol en particular”, manifestó.
El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, ratificó su compromiso de seguir apoyando al equipo.
El campo de entrenamiento de los bengalíes, que mantienen la base de jugadores con la que concluyó la campaña anterior, se abrirá la próxima semana, anunció Francisco Villanueva, presidente ejecutivo.


Anuncio