Julio Urías: 'Ya cumplí 2 sueños'

Con 22 años y a unos días de que falleció su abuela, el lanzador mexicano de los Dodgers de Los Ángeles, Julio Urías, mantuvo la compostura de un veterano de mil batallas en su debut en una Serie Mundial.

El pitcher mexicano de los Dodgers ponchó en el Juego 1 a dos bateadores al lanzar la quinta entrada y dejó un corredor de herencia en la sexta que se convirtió en anotación más tarde, aunque el único hit que le dieron no fue un batazo sólido.

En el segundo duelo, el mexicano se retiró en el sexto capítulo en orden con la pizarra abajo 4-2.

"Estoy muy contento. Representar a México siempre será algo grandísimo y como siempre digo, ahora soy yo, pero espero sigamos habiendo más beisbolistas mexicanos en Grandes Ligas y en una Serie Mundial", declaró Urías tras el Juego 1.

El zurdo se convirtió en el lanzador más joven de los Dodgers en aparecer en un Clásico de Otoño, después de que Fernando Valenzuela lo hizo con 20 años en 1981.

Y el Fenway Park fue un escenario inmejorable.

"Era uno de mis sueños, venir a este parque, y qué mejor que en una Serie Mundial. Como decimos, 'maté dos pájaros de un tiro'. Dos de los sueños más grandes que he tenido los cumplí", afirmó Urías, quien es el primer pelotero nacido en México en jugar en esta instancia desde Fernando Salas (Cardinals) en 2011. 

Los Dodgers lucieron fríos y se extraviaron durante dos juegos en Boston, por lo que están atrás 0-2 en la Serie Mundial, una desventaja que en 22 años no ha sido revertida por ningún equipo para coronarse.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°