Anuncio
Share

Indios, un digno rival en inolvidable Serie Mundial

(Justin Merriman / )

La derrota sufrida la pasada noche ante los Cachorros de Chicago en el decisivo Séptimo Partido de la Serie Mundial no impidió que los Indios de Cleveland completasen una gran temporada y se proyectasen como uno de los equipos con más futuro dentro de las Grandes Ligas.

Todos dentro de la organización y desde fuera como la estrella de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, han animado a los jugadores a que se vayan con la cabeza alta por todo lo que consiguieron durante la temporada que finalizó la pasada madrugada cuando perdieron por 8-7 en 10 entradas ante los Cachorros.

“Entiendo lo duro que es perder como lo hicieron los Indios, pero cada uno de los jugadores deben irse orgulloso de la manera como se entregaron en el campo y lo lejos que llegaron en una temporada brillante y llena de triunfos”, declaró James.

Los Indios, contra todo pronóstico llegaron a la Serie Mundial, tras superar las lesiones, la adversidad y las dudas toda la temporada y hicieron posible que el pequeño equipo estuvo a punto de proclamarse campeón.

Los Indios se convirtieron en un modelo de tenacidad, expertos en remontar y que nunca se dieron por vencidos como demostraron en el decisivo partido ante los Cachorros, que fueron capaces de forzar un empate a 6-6 tras estar abajo cuatro carreras (1-5).

Sin embargo, al final la última prueba de fuego que tenían que superar, a los Cachorros, el mejor equipo durante toda la temporada, que estaba listo para dejar atrás todas las maldiciones que le habían perseguido durante 108 años, no pudieron superarla.

La inesperada e inolvidable temporada de Cleveland terminó a una victoria --tan cerca que resulta doloroso-- de un título de la Serie Mundial, después de que Chicago completara una remontada desde una desventaja (1-3) en la serie para hacerse con su primer campeonato desde 1908.

“Estoy orgulloso y contento de mi equipo”, declaró el torpedero Francisco Lindor, quien en su segunda campaña en las mayores emergió como una las principales revelaciones de esta temporada.

“Ellos jugaron muy bien los últimos tres juegos y merecieron ganar”, añadió el jugador puertorriqueño. “Vamos a trabajar más fuerte el año que viene”.

Precisamente Lindor es una de las grandes promesas que tienen los Indios de cara a su brillante futuro.

Los Indios simplemente se quedaron cortos en la recta final del “Clásico de Otoño” porque la rotación de abridores no pudo una consistencia que era necesaria ante el poder del bateo de los Cachorros.

Su astro Corey Kluber no consiguió su tercera victoria de la serie, el zurdo Andrew Miller, se vio como un mortal en labor de relevo y un bullpen fundido finalmente se derrumbó en la entrada extra que les tocó disputar.

En el octavo, un cuadrangular de dos carreras del jardinero central Rajai Davis salvó brevemente la temporada, que estaba marcada para que fuese la histórica de los Cachorros.

Al margen de la derrota ante los Cachorros, la temporada realizada por los Indios y especialmente la fase final hizo que todo el mundo quedase asombrado.

El equipo de Cleveland había perdido por lesiones a dos piezas claves de su rotación de abridores como son el venezolano Carlos Carrasco y el dominicano Danny Salazar.

Además, su estelar jardinero Michael Brantley, solo pudo jugar algunos partidos por culpa de lesiones.

“No estoy molesto, pero me duele. Al mismo tiempo, estoy con la cabeza en alta porque las cosas que hicimos durante el año fueron increíbles y nadie esperaba esto de nosotros”, reiteró Lindor.

Obligados a enfrentar sin dos abridores a la nueva versión ganadora de los Cachorros, los Indios no pudieron completar la gran sorpresa.

Ahora, la sequía de 68 años de los Indios sin ganar una Serie Mundial se convierte en la más larga de las mayores, dado que la última vez que ganaron un título fue en 1948.

El piloto de los Indios, Terry Francona, de 57 años, logró de algún modo que el equipo de Cleveland sorteara los peligros durante meses.

Sacó todo el partido a su plantilla, en su mayoría desconocidos para el resto del país, pero que ahora son un equipo digno de seguir en los años por venir.

“Se que esta derrota va a doler por mucho tiempo a todos dentro del equipo, pero a la vez cada uno de nosotros tenemos que irnos de la competición con la cabeza muy alta por lo que hicimos y dimos en el campo durante toda la temporada”, declaró Francona. “La meta es regresar el próximo año con más fuerza y convencimiento que somos un equipo que podremos aspirar a todo”.EFE


Anuncio