Anuncio

Dave Roberts inicia la busqueda de sus asistentes para el dogout de los Dodgers

Dave Roberts espera encontrar a sus asistentes en el dogout.

Dave Roberts espera encontrar a sus asistentes en el dogout.

(Steve Mitchell / Getty Images)

Los Dodgers eligieron a su mánager, definitivamente uno de los elementos más importantes en su lista de “Por hacer” en lo que promete seguirá siendo una muy ocupada postemporada.

La lista, por supuesto, es muy larga, pero en algún lugar estará el de buscar quienes acompañarán en el dougout a Dave Roberts. Se asume que él tendrá mucho que ver en esa elección.

También se espera que el cuerpo técnico que acompañe a Roberts sea significantemente diferente al que estuvo bajo el mando de Don Mattingly. Por el momento, el entrenador de picheo, Rick Honeycutt, aceptó regresar con el equipo angelino, pero luego de esto, es como una caída libre porque nada está claro. El ahora exentrenador de primera base, Dave Lopes firmó con los Nationals, el tercera base Ron Roenicke regresó a los Angels, el entrenador de los relevistas Tim Wallach posiblemente seguiría a Mattingly a los Marlins y el entrenador de los bateadores, Mark McGwire está en los planes de los Padres de San Diego.

Esto deja a Lorenzo Bundy, quien fue degradado de la tercera base por los directivos la temporada pasada, John Valentín y el entrenador del bullpen Chick Crim… todos los contratos han expirado.

No gustar de Roberts es casi imposible y no hay duda que ha cimentado una gran relación con los entrenadores y jugadores durante sus 16 años en las Grandes Ligas.

Hay que pensar en que tanta influencia tendrá Roberts en la reformulación de su cuerpo técnico. El presidente de operaciones, Andrew Friedman, y el gerente general, Farhan Zaidi, parecieron muy involucrados en la manera como se desarrollaban las cosas día a día en el club la temporada pasada. El constante cambio de las alineaciones debido a los enfrentamientos y el incremento de los cambios en la defensiva fueron algunas de las razones por las que estuvieron muy cerca del equipo.

Seguramente querrán involucrarse lo más posible en los nombres que conformaran los acompañantes de Roberts en la banca, o por lo menos querrán tener algo que aportar. Por lo general, un nuevo mánager busca rodearse de su propia gente. Un mánager también tiene que responder por el trabajo que hace su cuerpo técnico, lo que es muy difícil de lograr si no es él quien los elige.

Por el hecho que Roberts nunca ha sido un mánager anteriormente, es posible que quieran que él tenga a uno de los entrenadores con experiencia en ese campo (o por lo menos tener al cátcher A.J. Ellis cumpliendo esa doble función). Esta será una de las contrataciones más importantes para Roberts, ya que preferiría a alguien que tenga historia y con el que se sienta con cómodo.

Después de que Mattingly anunció su salida, Friedman había dicho en la conferencia de prensa que el próximo mánager de los Dodgers no tenía que ser un experto en estadísticas o en alguna otra área específica.

“Vamos a tratar de mantener una mente abierta acerca de quién podría encajar de buena forma, y lo que nosotros veamos que esa persona no tiene, trataremos de buscarle a otra persona que pueda complementarlo”, dijo Friedman.

Hasta el miércoles, no hubo anuncios acerca de Wallach, quien fue uno de los nueve candidatos a la posición de mánager y quien fue entrevistado. Posiblemente podría estar algo molesto por no haber sido elegido para la posición. Hay que recordar que él fue el entrenador de bateo de Roberts en 2004 antes de que fuera canjeado a Red Sox de Boston. Y Wallach fue criado y aún vive en Orange County.

Aún estamos experimentando de la visión que tiene Friedman del equipo, la forma que espera lograr, y cuanta libertad tiene él en las decisiones por parte del presidente Stan Kasten y los dueños. Definitivamente todo esto agrega algo de emoción e intriga a lo que podría ser el nuevo cuerpo técnico.


Anuncio