Anuncio
Share

MLB Playoffs: Los Dodgers, al borde del abismo...

(Maxx Wolfson/Getty Images)

Los Dodgers no pudieron hacer pesar su localía en el Juego 3 de su serie divisional de los playoffs de la Liga Nacional y sucumbieron este lunes ante los Nationals de Washington 8-3.

Con la derrota, los Dodgers cayeron en una desventaja de dos partidos a uno en lo que es una serie al mejor de cinco.

Los Ángeles encarará este martes el Juego 4 en Dodger Stadium (2 p.m., FS1/1020 AM) con la espalda contra de la pared y su temporada en juego.

“Esto no nos asusta”, dijo el mánager de los Dodgers, Dave Roberts, sobre la difícil situación en la que se ve su equipo.

“Ha sido una larga temporada. Hemos estado arriba y abajo. Pero nuestros jugadores no se han dado por vencidos”.

Sammy Solís (1-0) se llevó la decisión tras entrar en l octava entrada y no permitir ninguna carrera.

Por parte de los Dodgers, el serpentinero estelar, Kenta Maeda (0-1), cargó con la derrota con solo tres innings de trabajo en lo que fue una mala salida para él.

Desde el comienzo, Maeda se vio en problemas. En la primera entrada regaló bases por bolas a Bryce Harper y Anthony Rendon que se unieron a Jay Werth para llenar las bases con dos out. Sin embargo, el japonés logró ponchar a Ryan Zimmerman para mantener la calma.

En la parte baja de esta entrada, los Dodgers fueron los que abrieron el marcador. El pitcher inicial Gio González le dio un pasaporte a Justin Turner que Corey Seager aprovecharía. Con un doblete al jardín derecho, el novato empujó a Turner desde primera.

Pero esta ventaja sería efímera, ya que en la tercera entrada Maeda viviría una pesadilla. Con un doblete, Werth impulsó a Trea Turner desde primera para empatar las cosas.

Dos turnos más tarde, Bryce Harper pegaría una línea por la derecha que le permitió a Werth poner el 2-1. Luego, mientras que Rendón estaba bateando, Harper aprovechó un error de Yasamani Grandal, quien mandó una bola alta a segunda base, y se robó tercera. Rendón terminó pegando un jonrón al jardín central que empujó a Harper y agrando la ventaja de Washington.

Maeda no regresaría para el cuarto inning; se fue con cinco hits cedidos y cuatro errores. Lo reemplazó Pedro Báez, uno de los siete relevos que usarían los azules en el partido.

Roberts cree que este tramo sentenció el curso del juego.

“Nos sentíamos bien después del doble de Seager, pasábamos por un buen momento. Pero ahí fue cuando Kenta empezó a fallar y retrasarse. Algunas de sus rectas pasaron por encima del plato, y [los bateadores de Washington] lo hicieron pagar”, comentó el mandamás.

En la quinta entrada, los azules lograron cortar la distancia gracias a un jonrón de dos carreras del bateador emergente Carlos Ruiz al jardín derecho; Joc Pederson fue impulsado desde primera.

El vuelacercas fue el primero por un bate suplente en la postemporada para los Dodgers desde que Orlando Hudson pegó uno en el Juego 5 de la serie por el campeonato de la Liga Nacional de 2009 ante los Phillies de Filadelfia. El batazo logró revivir a una afición de los Dodgers que no había tenido mucho que celebrar hasta ese momento.

Después de cuatro entradas sin alguna carrera, Washington empezó a sellar su victoria en el noveno inning cuando Werth le pegó un jonrón al relevista estrella Kenley Jansen en el primer lanzamiento del episodio para poner las cosas 5-3.

Tres turnos después con un out, Zimmerman conectó una bola alta al jardín derecho que empujó a Daniel Murphy y a Harper. Después, una bola de sacrificio de Chris Heisy que llevó a Zimmerman a home, le dio el tiro de gracia a los Dodgers.

“Disfruté [mí jonrón] en ese momento ya que acerqué al equipo en un momento importante. Pero lastimosamente no salieron las cosas como esperábamos. Hay que darle crédito a la ofensiva de ellos”, indicó Ruiz, quien rápidamente puso el resultado en el pasado.

“Lo que pasó, pasó y hay que ponerlo a un lado. Hay que estar listos para el partido de mañana. Sabemos que es importante, tenemos que venir con una buena intensidad para que las cosas salgan bien”, agregó.

En cuanto a quién saldrá a la lomita para salvar las aspiraciones de los azules de llegar a su primera Serie Mundial desde 1988, Roberts dijo que aún no ha decidido si va a ser el novato mexicano Julio Urías o el as del equipo Clayton Kershaw.

El tres veces ganador del premio Cy Young lanzó en el primer juego de la serie, pero por su experiencia es el favorito para iniciar.

“Julio estaría lanzando en casa, mientras que Kershaw estaría lanzando en casa también, pero con poco tiempo de descanso”, explicó el mánager. “Como organización, tenemos que ver cual opción nos da la mejor oportunidad de ganar”.


Anuncio