3-2. México dejó a Cuba casi haciendo maletas en la Serie del Caribe en Panamá

EFE

El centro médico Hacienda HealthCare anunció este jueves el cierre de una unidad en sus instalaciones de Phoenix, Arizona, en el cual una paciente en estado vegetativo fue violada y dio a luz en diciembre pasado.

El consejo de administración de la organización informó del cierre de la unidad de unas 60 camas y en la que se atendía a bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes con enfermedades crónicas y salud frágil, así como a personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo.

En un comunicado de prensa, Hacienda HealthCare señaló que "simplemente no es sostenible continuar operando nuestra instalación de atención intermedia para discapacitados intelectuales" y por ende los pacientes serán trasladados fuera de la unidad, para lo que estaba trabajando con agencias estatales.

"Continuaremos trabajando con estas agencias en las próximas semanas y meses para garantizar una transición apropiada y segura en el futuro", señaló la organización.

La decisión se da luego de que el pasado 29 de diciembre una paciente de este centro diera a luz un niño totalmente sano ante el asombro del personal médico, que, aseguró, no tenía conocimiento de que la paciente estaba embarazada.

Las autoridades arrestaron poco después en calidad de sospechoso al enfermero Nathan Sutherland, encargado de cuidar a la mujer y quien presuntamente la violó, luego de que muestras de ADN que se le tomaron coincidieran con la del recién nacido.

La víctima, de 29 años y cuya identidad no se ha dado a conocer, fue paciente en el centro de Hacienda HealthCare en Phoenix durante al menos una década, tras sufrir un accidente en el que casi se ahoga y que la dejó en estado vegetativo.

De acuerdo a medios locales, el 92% de los ingresos del centro proviene de pacientes con Medicaid, el seguro médico subsidiado.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°