Anuncio
Share

Chris Paul minimiza su regreso a Los Ángeles para enfrentar a su exequipo, los Clippers

(AP )

Por espacios, Chris Paul se vio algo inquieto mientras los medios le preguntaban sobre cómo se sentía antes de enfrentar a los Clippers en Los Ángeles por primera vez desde que pidió su traspaso a los Rockets de Houston en junio.

Y por espacios, Paul sonrió cuando le preguntaron sobre la fracturación que sintió cuando jugaba con los Clippers y sobre arriesgarse para buscar un título de la NBA con los Rockets.

Mientras atendía a los medios el domingo, Paul se veía tranquilo con su decisión de unir fuerzas con James Harden y el entrenador Mike D’Antoni en vez de seguir con Blake Griffin, DeAndre Jordan y el entrenador Doc Rivers.

Tal y como acostumbraba lidiar con temas sensibles durante sus seis años con los Clippers, Paul no ofreció muchos detalles sobre porque quiso tanto irse de Los Ángeles y sobre que tan desgastada estaba su relación con su compañeros.

“Entendió el juego y todo eso, pero esto no se trata de mi”, dijo Paul, quien minimizó su regreso. “Se trata de nosotros como equipo y de lo que venimos a hacer”.

Paul estaba lesionado y no jugó cuando los Clippers vencieron a los Rockets en Houston el mes pasado. Este lunes sí jugará y se le preguntó sobre los sentimientos que estaba sintiendo al tener que medirse a los Clippers en L.A.

Pausadamente dijo, “es algo diferente estar de regreso, pues viví aquí por algún tiempo y todavía tengo una casa…no sé. Afortunadamente ya jugamos contra los Lakers aquí y pude ver a varias personas que trabajan en el Staples Center. No sé, este todavía es mi hogar. Regresaré al final de la temporada.”

Paul contó que aún habla con Jordan y que le encantaron sus conversaciones con el dueño de los Clipers, Steve Ballmer.

Sin embargo, no habló sobre los problemas y el distanciamiento que tuvo con Griffin y Rivers.

“No importa ahora”, exclamó Paul. “Todo eso está en el pasado. Me agrada estar en el lugar en el que estoy ahora y estoy emocionado”.

“Eso fue hace mucho tiempo, pero cuando me fui era el tiempo de hacerlo. Parece que les está yendo bien y yo estoy tratando hacer lo mismo”.

Durante sus seis años con los Clippers, las expectativas eran altas y el equipo casi siempre era visto como un candidato al campeonato.

Pero nunca llegaron más lejos de la segunda ronda de los playoffs, se fueron en la primera en sus dos más recientes apariciones.

“No ganamos todo. De eso se trataba”, aseveró Paul. “Estoy feliz por lo que viví. Aquí tuve una oportunidad para crecer…hubo muchos buenos tiempos aquí. Todavía les deseo lo mejor”.


Anuncio