Anuncio

El gerente general de los Grizzlies pide disculpas por una pelea entre jugadores

En la imagen, el gerente general de los Grizzlies de Memphis, Chris Wallace. EFE/Archivo

En la imagen, el gerente general de los Grizzlies de Memphis, Chris Wallace. EFE/Archivo

EFE

El gerente general de los Grizzlies de Memphis, Chris Wallace, pidió disculpas a los aficionados por el enfrentamiento que se dio la pasada noche entre varios jugadores del equipo al concluir el partido que disputaron en su campo del FedExForum y perdieron 94-101 ante los Pistons de Detroit.

Wallace dijo hoy que los Grizzlies tuvieron la pasada noche una reunión interna con alta “carga emocional” tras la derrota frente a los Pistons, la décima que sufrían en los últimos 13 partidos que han disputado.

“Cuando se pierde, obviamente las emociones surgen y somos personas muy apasionadas y competitivas en este deporte”, comentó Wallace. “Desafortunadamente, tuvimos un incidente”.

El medio de internet “El Athletic” informó que los aleros Garrett Temple y Omri Casspi fueron los jugadores que estuvieron involucrados directamente en el enfrentamiento que tuvo lugar dentro del vestuario.

Sin embargo, después del entrenamiento de hoy, Casspi y Temple describieron lo sucedido como una “discusión entre hermanos”.

“Algunas cosas fueron dichas y otras sucedieron”, comentó Temple. “Al final del día somos hermanos. Nos conocemos desde que éramos novatos. Al final del día, salimos de esa reunión en la misma página y seguimos adelante”.

Los Grizzlies ahora ocupan el décimo puesto en la Conferencia Oeste después de un inicio brillante de temporada con marca de 12-5 que tuvo a los Grizzlies en la cima de la Conferencia del Oeste en noviembre.

“Obviamente, cualquier cosa que suceda entre nuestro equipo debería permanecer en el vestuario”, declaró Casspi. “Creo que todos nosotros como grupo obviamente estamos frustrados con la situación”.

Por su parte, el entrenador de los Grizzlies, J.B. Bickerstaff, tardó más de 30 minutos en reunirse con los periodistas después de la última derrota al estar reunido dentro del vestuario con los jugadores en lo que denominó una “conversación que debía tener”.

Los veteranos, el pívot español Marc Gasol y el base Mike Conley eran los únicos jugadores en el vestuario cuando se abrió para que pudiesen entrar los periodistas.

Wallace dijo que estaba preocupado por la rapidez con que las noticias del enfrentamiento trascendieron fuera del equipo y el asunto disciplinario del incidente se tratará internamente.


Anuncio