Baloncesto 3x3 refresca con su energía y estilo urbano los centroamericanos

EFE

Pausa al intenso juego y el juez se mueve al ritmo de la música mientras tararea la canción. Luego del respiro, las seis jugadoras regresan a la cancha para continuar a todo vapor su disputa en el baloncesto 3x3, disciplina que debutó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe con J Balvin, Bad Bunny y Daddy Yankee como principales animadores.

Ese 'flow' fluye entre las tribunas, donde los asistentes se dejan llevar enérgicos por la velocidad de las jugadas, entre reguetón, rap, reggae y algo de rock y hardcore en partidos con alta agresividad, que se van en un suspiro e invitan a disfrutar del ambiente.

"Es muy agradable jugar. La música te da energía. Todo es más chico y tienes al público ahí, cerquita. Eso da más adrenalina", expresa a Efe la cubana Eilen Gilbert, figura en el inicio del 3x3.

Esta disciplina, que se estrenará en unos Juegos Olímpicos en Tokio 2020, dejó buenas sensaciones en su primera aparición en unos Centroamericanos, por la magia que envuelve ver en acción a equipos de tres jugadores, sin la opción de ocultar defectos dentro de una superficie de 15 metros de ancho por 11 metros de largo.

Ese aire callejero con el que surgió, se mantuvo en la Plaza de la Paz, escenario al que ingresan los atletas con "La Player", "Never Say Never" y "Dura" como banda sonora, para conjugar con ropa ancha, gafas oscuras y audífonos enormes que suelen usar mientras esperan en la gradería su turno en el campo.

"Los partidos son muy interesantes, pero no solo para los que siguen el baloncesto. Por ser un juego un poco callejero, se vuelve atractivo para todo el público", comentó José Cabrera, el entrenador equipo de 3x3 de República Dominicana.

En este deporte, hermano menor del baloncesto, los equipos tienen un solo suplente y un único periodo de 10 minutos, las canastas sencillas suman un punto y las conseguidas desde más lejos dan dos.

Además, si alguno de los dos equipos llega a 21 puntos, se efectúa un nocaut y acaba el juego.

Cabrera explicó que los técnicos, quienes no pueden influir en los partidos, buscan que los atletas "piensen más rápido y tengan mejor conocimiento del juego", pues son ellos los que deben tomar las decisiones, fijar estrategias sobre la marcha y hacer los cambios, ya sea por cansancio o por una apuesta táctica.

"Los jugadores están ahí como si fueran los entrenadores", agregó Cabrera tras ver desde la tribuna el triunfo 15-12 de las dominicanas sobre México.

El 3x3, además, aparece como una opción de alargar la carrera de los basquetbolistas. No importa la edad y el género. Solo necesita puntería y una excelente preparación física para soportar ráfagas de intensidad en corto tiempo.

"Lo más difícil es la resistencia que hay que tener. Son jugadas muy rápidas. Y en ningún momento hay que hacer saques fuera de la cancha", detalló la jugadora guatemalteca Ileana Cóbar.

Para ella, el tránsito del baloncesto tradicional o el 5x5 a esta modalidad necesita de una preparación que va más allá de apropiarse de las reglas.

"Esta es la primera vez que participo en un torneo oficial de 3x3. Me costó un poco adaptarme. Además de lo táctico, en los entrenamientos tenemos sesiones de pesas y mucha preparación física", contó la deportista.

Coincide con esa apreciación la cubana Gilbert, pero prefiere verlo como "simple básquet", que le suma mucha dinámica, juego rápido y se basa en una ofensiva-defensa permanente.

"Me gusta esta forma de juego. Es bien underground, una forma más callejera y algo nueva", dijo la exponente del 3x3, que con su ingreso al ciclo olímpico despertó interés y refrescó con su energía.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°