Anuncio
Share

Patricia Campos es una ‘entrenadora con alas’

Patricia Campos es 'una entrenadora con alas'.

Patricia Campos es ‘una entrenadora con alas’.

Si quieres ser entrenador de futbol necesitas tener los pies sobre la tierra, mientras que para volar un avión necesitas una licencia de piloto, pero para lograr ambos necesitas ser muy persistente.

Así es precisamente Patricia Domenech, una española que ha volado el transatlántico para aterrizar en Carlsbad, California en busca de nuevas experiencias y hacer historia.

Desde 2005, Domenech, quien es oriunda de Casatellón, España, se convirtió en la primera y única piloto mujer en la Armada Española y hace parte de la IV
Escuadrilla de la Base Naval de Rota (Cádiz), que es una base americana.

Sin embargo, Domenech tiene otra pasión más aparte de volar: el futbol. El amor por el deporte le ha hecho buscar fuera de España la oportunidad de prepararse como entrenadora y algún dirigir a un equipo profesional en su tierra natal.

La razón por la que Domenech vino a los Estados Unidos a entrenar es porque en España “a una mujer no se le confía en que sea entrenadora, por eso vine aquí porque tienen una mente más abierta”, según advirtió la piloto a HOY Deportes.

La española llamó a varios equipos y fue precisamente el de Carlsbad United que le dio la oportunidad de ejercer como entrenadora. El conjunto de Carlsbad es un equipo conformado por jovencitas de 14 a 15 años de edad en la Presidio Soccer League. “Les mande mi currículo, me hicieron unas pruebas en el campo y me dijeron ‘welcome aboard’, ‘bienvenida’”, contó Domenech.

El futbol femenino en España aún no tiene fuerza, las oportunidades son muy limitadas y es por eso que su insistencia la llevo a convertirse en la primera europea en entrenar en los Estados Unidos, según Domenech. El deseo de ser futbolista en España es muy difícil pues el futbol para mujeres no está profesionalizado y “uno tiene que ser realista y no puedes aspirar a vivir del futbol siendo mujer”.

Mientras estaba en la Base de Rota, fue parte del equipo de futbol de la Navy estadounidense y el cual capitaneo.

Aprender y ganar experiencia son parte del plan de desarrollo de Domenech para que en un futuro llegara a entrenar un equipo de primera división de la Liga de España.

Por la conquista de África

Tan pronto termine la temporada con su conjunto en Carlsbad, la entrenadora planea además viajar a conquistar otro continente. “Soy voluntaria en una ‘organización sin fines de lucro’, Soccer Without Borders y voy en enero a Kampala, Uganda para entrenar a un equipo de niños y niñas. Soccer Without Borders usa el futbol para integrar a los niños y niñas en la sociedad”.

El problema que afronta la piloto es que no tiene quien le auspicie el viaje a Uganda. “Estoy buscando patrocinadores, porque estar un año allí es bastante caro, incluyendo los vuelos. Intento buscar patrocinadores que estén ligados al mundo del deporte”, dijo Domenech.

Su idea de ir al Este de África es para mostrarles a las jóvenes que ellas también tienen el acceso y el derecho a la educación. Por eso plantea usarse como ejemplo y demostrarles que viven en una “sociedad muy arcaica, muy antigua”.

La experiencia de pilotar aviones, helicópteros y entrenar a un grupo de jóvenes, según la castellana, le han enriquecido personalmente, pero sí de elegir se trata en cuál de las dos es más difícil, Domenech considera que es más difícil entrenar un equipo de futbol.

“En un avión estás sola y puedes pilotar el avión. Haces lo que tú sabes en el avión. Cuando estas entrenando tienes que trasmitir lo que tú sabes a los que están en el campo y eso es muy difícil, que ellos hagan lo que tú les dices que tienen que hacer. Que representen lo que tú quieres”, finalizó Domenech.

La castellonense pilota un avión reactor de ocho plazas especial para transporte VIP, cuyas personalidades son políticas y de alto rango militar.


Anuncio