Anuncio
Share

Gladys Reyes, una chica inquebrantable de Los Ángeles

La delantera angelina viajará para hacer pruebas para la selección femenil mexicana cuando hace dos años sufrió una rotura de ligamentos
La delantera angelina viajará para hacer pruebas para la selección femenil mexicana cuando hace dos años sufrió una rotura de ligamentos
(EDUARD CAUICH/HOY)

Hace dos años pocos pensaron que Gladys Reyes iba a recuperar su nivel después de que en un partido con South Gate High la delantera recibió una fuerte falta que resultó en una rotura de ligamentos en la rodilla derecha.

La residente angelina, de padres mexicanos, tenía un futuro prometedor y en cuestión de segundos, todo parecía haber terminado para ella.

Reyes había estado en las selecciones Sub-17 y Sub-18 de México, quedó campeona en 2010 con el Instituto de Mexicanos en el Exterior en las Olimpiadas Nacionales, y tenía la opción de ir a la Universidad del Sur de California (USC) con una beca.

Pero el destino le tenía reservada esa mala jugada a sus 18 años. Una rotura de ligamentos anterior cruzados toma de medio año a un año entero para rehabilitarse. Muchos jugadores nunca vuelven a ser los mismos.

Pero Reyes tomó su lesión de una forma muy diferente.

“Cuando me lesioné no pensé mucho porque me pasó cuando estaba joven. Tenía una mentalidad de ‘me recupero y ya’”, dijo Reyes a HOY Deportes durante un entrenamiento en las canchas localizadas en Compton y 108th.

“Muchos me decían que no iba a ser igual… por eso hay muchas jugadoras que no se recuperan, porque piensan que no van a ser las mismas”, agregó la delantera.

Pero Reyes, gracias a la ayuda de varios entrenadores, comenzó a patear el balón y a agarrar más confianza. Dejó a su equipo de East L.A. College y comenzó a jugar en un club, con CZ Elite de la Coast League.

Su nivel ha sido tan bueno que hace unas semanas fue reclutada por Leonardo Cuellar, director de selecciones nacionales femeniles de México, para hacer una prueba final para ser parte de la selección azteca.

“Aún si no la escogen es un logro haber llegado hasta ahí”, dijo José Meza, entrenador de Reyes en Deportivo Cano, equipo con el que juega los jueves.

Por lo pronto, ahora Gladys se ha enfocado en sus estudios, pues cuenta que se retrasó mucho cuando fue a jugar anteriormente con la selección tricolor en el pasado.

“Estoy más enfocada en ir a la universidad ahora. Yo quiero jugar División I. Si pudiera ir a UCLA y USC yo me iría”, dijo la atacante, conocida por su rapidez y técnica en la cancha.

Reyes comentó que el representar a México también requiere de mucho sacrificio y ella es uno de esos ejemplos.

“En México casi no toman en cuenta la escuela… no te preguntan si tienes tarea. Como estaba yendo mucho a México descuidé mi escuela… no me terminé de graduar de la High School. Apenas agarré mi GED”, expresó la aspirante a estudiar justicia criminal en la universidad.

Cuando la jugadora angelina vaya a México en abril, tendrá que pagar por su vuelo. La Federación Mexicana de Futbol se encargará del hotel, pero las jugadores tienen que pagar de su bolsillo para ir. En caso de que sean escogidas para el equipo final, la Federación ya paga por todo.

De acuerdo a la futbolista, el balompié femenil en Estados Unidos es más de toque y rapidez que el mexicano, aunque en las jugadores aztecas, la condición física es muy importante.

Reyes ha sido invitada a jugar con Cal State Los Angeles, aunque señaló que le dará prioridad a sus estudios al momento de elegir un colegio para jugar.

Gladys es la menor de cinco hijos de Amado y Sonia Reyes.

Las defensas Lily Torres (San Diego), Yadira Toraya (Kansas City) y la mediocampista Connie Caliz (Fullerton) también fueron escogidas para la prueba final en México.


Anuncio