Anuncio

Mexicano De Luna gana oro en gimnasia

LIMA, PERU - JULY 30: Fabian de Luna of Mexico competes in Men's Rings Final at Polideportivo Villa El Salvador on Day 4 of Lima 2019 Pan American Games on July 30, 2019 in Lima, Peru. (Photo by Buda Mendes/Getty Images) ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
(Buda Mendes/Getty Images)

De Luna, de 22 años, se impuso el martes en la final por aparatos, anillos, con 14.500 puntos, superando al anterior campeón

De niño, Fabián de Luna no paraba de saltar en su casa. Décadas después, el mexicano --hijo de madre estadounidense-- brilló en la gimnasia artística para alzarse sorpresivamente con la medalla de oro en los Juegos Panamericanos en una especialidad que tenía nombre y apellido.

Su triunfo en Lima es mucho más destacable, si se toma en cuenta que el mexicano debió ingeniársela para su alimentación y preparación, después de sufrir junto con otros miembros de la delegación de su país el recorte de las becas que les otorga la principal institución oficial de deportes.

“Es increíble quedar primero”, dijo de Luna. “No es fácil venir a unos Juegos Panamericanos, pero lo di todo trabajando mucho”.

De Luna, de 22 años, se impuso el martes en la final por aparatos, anillos, con 14.500 puntos, superando al anterior campeón panamericano de la especialidad y dos veces medallista olímpico, el brasileño Arthur Zanetti, que hizo 14.400 para quedarse con la plata, y al argentino Federico Molinari que acumuló 14.066 para conseguir el bronce.

México logró treparse en lo más alto del podio en esa modalidad luego de una ausencia de cinco décadas. La última vez que ganó el título en anillos fue con Fernando Valles en Winnipeg 1967.

“Es un salto para mí haber quedado campeón, me va a dar un poquito más de nombre y me ayudará en mis objetivos que son el próximo Mundial y los Juegos Olímpicos”, agregó.

Zanetti era el favorito indudable, después de alzarse con el oro en las Olimpiadas de Londres 2012 y con la plata en Río de Janeiro cuatro años después.

De Luna era casi un desconocido antes de su oro. Había ganado su clasificación en el campeonato nacional de gimnasia artística de México, celebrado en Querétaro en mayo.

Poco antes de subir al avión para los Panamericanos, de Luna se quejó del revés que significó para él y su preparación el recorte de sus becas deportivas. El monto que recibió, según señaló, sólo le servía para sufragar sus gastos de transporte.

“Sí desilusiona mucho, estamos entrenando toda la vida para que llegue este momento, y que ahora nos estén quitando el apoyo y sin aviso”, se quejó el gimnasta en declaraciones publicadas por la prensa mexicana.

Sin embargo, nada de eso le quitó la concentración al mexicano para lucirse en Lima y superar al favorito.

Se cuenta que de Luna, nacido en Chicago, era un pequeño inquieto y que se la pasaba saltando en su hogar. Fue así como sus padres lo metieron desde temprano a la gimnasia. Y no se equivocaron.

---


Anuncio