Anuncio
Share

Ronda Rousey dice que derrota la salvó de ser superficial

(Michael Reaves / Getty Images)

El 30 de diciembre, Ronda Rousey se subirá al octágono por primera vez en 13 meses de inactividad cuando rete a Amanda Nunes en UFC 207 por el campeonato de peso gallo femenil en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

En una entrevista detallada para ESPN The Magazine, Rousey explicó que su primera derrota en artes marciales mixtas ante Holly Holm en UFC 193 en noviembre de 2015 fue probablemente lo mejor que le sucedió.

“Esa derrota me salvó de ser lo que odiaba. De esas personas que viven su vida para impresionar a los demás, que ponen todo en frente para que la gente admire. Que se aseguran de hacer una obra caritativa para que publiquen y lo compartan para su propio bien. Que posan para gente que no les importa nada, excepto la opinión que tienen sobre ellos”, señaló Rousey.


Anuncio