Anuncio
Share

Ronda quiere un UFC más limpio

Los líderes de Ultimate Fighting Championship (UFC) reaccionaron unánimemente a los problemas de drogas que han azotado la integridad de las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas in ingles) y que los mismos directivos acordaron la semana pasada de limpiar, prometiendo invertir varios millones de dólares.

La campeona de peso gallo Ronda Rousey pidió una solución al problema desde su campamento de entrenamiento en Glendale.

“No puedes deshonrar el deporte por cualquier tipo de éxito”, expresó Rousey, quien enfrenta el sábado a la retadora número uno Cat Zingano en el Staples Center.

“No se trata solamente del honor de MMA, sino también de la salud de los rivales”, expresó.

UFC obtuvo varios millones de dólares en eventos de Pago por Evento y en ganancias de entradas para las funciones en enero. En una de ellas, el campeón de peso semipesado Jon Jones peleó un mes después de dar positivo a cocaína y luego el brasileño Anderson Silva combatió 22 días después de dar positivo a dos tipos de esteroides.

Debido a que Jones dio positivo a cocaína, la cual supuestamente no da ventaja deportiva, UFC dejó que la pelea se efectuara. La Comisión Atlética de Nevada tampoco obtuvo una prueba a tiempo y se enteró después de la función que Silva había dado positivo. El rival de Silva, Nick Díaz, también dio positivo a marihuana después de la pelea y Héctor Lombard, un peleador que iba a estar en una función próxima, también se dopó.

Por su parte, Rousey, una medallista de bronce en las olimpiadas de 2008, dijo que se ha sometido a pruebas antidoping desde que tenía 14 años.

“Debe de haber examen antidrogas fuera de la competencia para todos, todo el tiempo”, dijo Rousey, de 28 años. “Es vergonzozo que me hicieron más pruebas cuando tenía 16 que ahora que soy campeona del mundo”.

“El tomar drogas no solamente es antideportivo, sino que no es seguro. Alguien puede terminar lastimado y puede morir. No es como ganar un concurso de alzamiento de pesas. Se trata de un humano golpeando a otro humano. Hay un límite de los golpes que un humano puede aguantar. Una vez que pases lo que es natural, estás a otro nivel… estas personas están recibiendo un nivel innatural de castigo, y algo malo va a suceder”, dijo Rousey, de raíces venezolanas.

El CEO de UFC, Lorenzo Fertitta y el presidente Dana White dijeron que lanzarán el 1 de julio una nueva regulación antidrogas que se aplicará la noche de las peleas, además de pruebas adicionales en los entrenamientos y tendrán exámenes para peleadores de alto perfil cuando estos no tienen peleas.
Fertitta dijo que está explorando un castigo de cuatro años para un atleta que se dope por primera vez, tal como lo hace la Agencia Mundial Antidopaje.

“Creo que en deportes de combate, como UFC, las pruebas son mucho más importantes que en cualquier otro deporte, porque no se trata nada más de ser justos, se trata de la seguridad de los peleadores”, dijo Rousey.


Anuncio