Anuncio

Jon Jones tiene dificultades al explicar su positivo de dopaje antes de pleito ante Gustafsson

Jon Jones habla en la conferencia de prensa en Los Ángeles previo a su duelo ante Alexander Gustafsson.

Jon Jones habla en la conferencia de prensa en Los Ángeles previo a su duelo ante Alexander Gustafsson.

(Eduard Cauich)

La conferencia de prensa de UFC 232 fue un símbolo de lo caótico que ha sido esta cartelera de UFC, la cual tuvo que mudarse de Las Vegas a Los Ángeles debido a un positivo en una prueba antidoping de Jon Jones revelado el pasado fin de semana.

En una conferencia de prensa pequeña pero con muchos aficionados ruidosos que acosaban a los miembros de la prensa, peleadores y al mismo presidente de UFC, Dana White, en varias ocasiones, “Bones” trató –generalmente sin éxito- de explicar nuevamente su positivo de la sustancia turinabol, la cual le costó recientemente una suspensión de 15 meses en su última pelea.

Jones enfrentará a Alexander Gustafsson por la corona interina de peso semipesado en el duelo principal de la velada de UFC 232 el sábado por la noche en el Forum de Inglewood.

“Siempre van a hablar cada que pelee Jon Jones”, dijo White, quien evitó entrar en detalles cada vez que le preguntaban de la sustancia y el momento en el que se detectó.

Jones explicó que la sustancia que le encontraron en su sistema, era tan pequeña que no debió ser un problema para que la Comisión Atlética de Nevada aprobara el duelo en el T-Mobile Arena de Las Vegas. “Bones” trató de explicar el término “picogramo”, pero lo llamó equivocadamente como un “pictogramo”, hasta que un aficionado lo corrigió y White le sugirió al peleador que mejor le dejara la explicación a los doctores y expertos.

“No era un genio en mi escuela, así que estoy aprendiendo también”, reconoció Jones. “La mitad de la gente que me juzga, no ha abierto un libro de química desde la preparatoria”

En realidad, a Bones se le detectó a un picograma de turinabol, una sustancia que en general da poder a los músculos sin aumentar el peso, entre otras cosas. La Agencia Antidopaje de Estados Unidos cree que la sustancia fue un residuo de los detectado en 2017 tras su pelea ante Cormier, debido a que es una fracción sumamente pequeña.

“Si pones un grano de sal en una mesa y lo divides en 50 millones de pedazos, uno de esos pedazos es un picogramo”, había explicado Jeff Novitzky, vicepresidente de salud y competencia de UFC.

Por su parte, Gustafsson no dudó en llamar “tramposo” a Jones.

“No puedes tomar en serio a Jones”, dijo Gustafsson, el peleador sueco que buscará revancha de la derrota que sufrió en 2013 ante el estadounidense, un duelo en el que muchos piensan que no perdió.

“Es algo malo para el deporte”.

Al final de la conferencia de prensa, Jones se acercó a los aficionados, se tomó fotos con los presentes y también pidió disculpas debido a que varios de ellos tuvieron que mover sus planes de Las Vegas a Los Ángeles para asistir a UFC 232 en el Forum.

White dijo que el cambio de sede le provocó a UFC una pérdida de $6 millones pero que la decisión fue “lo correcta”.


Anuncio