Anuncio

Caín Velásquez vuelve tras más de dos años fuera del octágono y ya piensa en su vida después de UFC

Caín Velásquez durante una reunión con la prensa en Los Ángeles.

Caín Velásquez durante una reunión con la prensa en Los Ángeles.

(Alatriste/HOY)

El mexicoamericano Caín Velásquez (14-2) regresará este domingo al octágono de UFC, un escenario donde no ha peleado desde el verano de 2016 cuando venció por nocaut a Travis Browne en UFC 200.

En ese entonces, el mexicoamericano parecía que estaba en rumbo para recuperar su título que había perdido ante Fabricio Werdum, hasta que las sombras de las lesiones volvieron a cubrir su brillo.

Justo cuando iba a enfrentar a Werdum, la Comisión Atlética de Nevada le negó la licencia para pelear antes de la función de UFC 207, pues se dio cuenta que planeaba operarse después del duelo ante el brasileño.

Velásquez entonces se sometió a una cirugía para aliviar la presión en un nervio ciático y desde ese entonces ha estado fuera de la acción.

Los cuestionamientos sobre el futuro de Velásquez son bien justificados pues solamente ha peleado dos veces en los últimos cinco años. Algunos, ya se habían olvidado de Velásquez y pensaba que estaba en el retiro.

A sus 36 años, el nacido en Salinas, California, volverá a poner pie en el octágono cuando enfrente este domingo al peligroso Francis Ngannou (12-3) en el Talking Stick Resort Arena, de Phoenix, Arizona.

“El tiempo fuera fue bueno, fue algo que necesitaba, para mi cuerpo, para mi mente”, dijo Velásquez, quien aclaró a HOY Deportes que el tiempo que estuvo fuera no fue planeado, sino que esperó para que se “sintiera bien” en su regreso.

Velásquez también fue claro que no enfrentaría al campeón actual de peso completo de UFC, Daniel Cormier, pues es su compañero de equipo.

“Cuando él pelea, yo siento presión. Cuando él gana, siento como que yo gano también, porque fui parte de ello. Y viceversa, él siente lo mismo”, indicó Velásquez.

También, muchas cosas han sucedido en estos 31 meses de ausencia en la división de los pesos pesados. Stipe Miocic venció a Werdum en 2016 y dominó los pesos pesados por un tiempo, al vencer a Alistair Overeem, Junior Dos Santos y al mismo Ngannou. También vio cómo su compañero Cormier derrotó a Miocic y se proclamó campeón en peso pesado y en semipesado.

“Con Daniel, es un gran campeón, es un gran amigo y hombre”, dijo Velásquez.

Velásquez reconoció ante la prensa de Los Ángeles esta semana que ya comenzó a pensar en ello. “He hablado mucho con mi familia, si me hubiera tocado que decir que esto era el final de mi carrera, estoy listo para eso”, expresó Velásquez, quien en su collar de victorias tiene triunfos sobre Junior Dos Santos y Brock Lesnar.

Claro, eso no significa que el de Salinas, California, piense dejar de pelear, pues recientemente se le vio entrenando en el Centro de Rendimiento de WWE en Florida, un futuro que ya es atractivo en la lucha libre para Velásquez.

Para Velásquez, el estar en los entrenamientos de WWE fue agradable pues le permitió trabajar en equipo, para mejorar colectivamente, a diferencia de MMA, en donde, aunque se trabaja en grupo, cada quien se preocupa por su pelea individual.

“Necesito estar en el gimnasio para hacer eso. Necesitaría estar en el gimnasio por mucho más tiempo. Si me meto, no me estaría metiendo solamente a medias, me estaría metiendo al 100%”, indicó Velásquez, quien reconoció que ya comenzó a ver funciones de WWE.

“Todo el tiempo me gustaba ese deporte cuando estaba niño”, indicó el aficionado de el Santo, Blue Demon y Mil Máscaras.


Anuncio