Anuncio

Jon Jones peleará este sábado y algunos insisten que Dana White tiene estos planes…

(UFC)

El campeón de peso semipesado de UFC, Jon Jones, no esperará mucho para defender por primera vez su título y Dana White quiere que...

El campeón de peso semipesado de UFC, Jon Jones, no esperará mucho para defender por primera vez su título tras alcanzarlo hace solo dos meses. En su primer intento tendrá en frente a Anthony Smith (31-13) el sábado (7 p.m.) en la velada de UFC 235, en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

En esta ocasión parece que no habrá problemas para que Jones (23-1, 1 NC) pueda actuar en la “Ciudad de los Pecados”, a diferencia del pasado 29 de diciembre cuando la Comisión Atlética de Nevada señaló que ‘Bones’ aún mostraba rastros del esteroide anabólico oral Turinabol. Esto obligó entonces al presidente de UFC, Dana White, a mudar la cartelera a Los Ángeles en menos de una semana.

En enero, la Comisión presentó a Jones varias condiciones en las que tendría que someterse a rigurosas pruebas antes de entregarle la licencia que le permitiría pelear este sábado.

Otra de las condiciones señalaba que Jones tenía que ser parte de la Asociación Voluntaria Anti-Doping (VADA) y la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), que en ocasiones podía ser hasta dos veces por semana tomando muestras de sangre y orina.

El 18 de febrero, la Comisión declaró que Jones no tenía rastros del esteroide. Algunos medios señalan que el volver a una cartelera tan pronto, es una manera estratégica de White para mejorar la imagen de Jones, quien en los últimos cinco años, en los que peleó oficialmente solo tres veces, ha estado envuelto en varias controversias. Fue despojado de su título semipesado en dos ocasiones y suspendido dos veces por arrojar positivos en pruebas anti-doping.

La pelea del 29 de julio del 2017 contra Daniel Cormier fue cambiada a “No Contest”, además de ser multado por más de $200,000, acompañados de una suspensión.

A sus 31 años, Jones tiene mucho por demostrar y sus problemas fuera del octágono lo tuvieron cerca de un retiro forzado.

Para White, mejorar la imagen de su campeón es importante, sobre todo porque los 700,000 aficionados que pagaron para ver la pelea, corroboraron que a pesar de lo sucedido con Jones sigue siendo uno de sus favoritos. Esa pelea contra Alexander Gustafsson fue la segunda más vista detrás del regreso del irlandés Conor McGregor contra el ruso campeón Khabib Nurmagomedov.

Jones espera recuperar todo ese tiempo perdido en este año, pues aparte de la pelea ante Smith, buscará tener dos combates más antes de diciembre.

Por su parte, Smith señaló durante la semana previa al combate, Jones ha sido puesto en un “pedestal”, aunque admitió que cuando su rival se unió a UFC capturó al mundo al vencer a los mejores pesos semipesados.

Smith mostró mucha confianza en poder terminar con su rival, ya que aseguró haber identificado las debilidades de Jones que otros peleadores expusieron en otros combates. Además dijo que su secreto estará en no creer todo la “híper atención” que recibe ‘Bones’ y que la única manera que respetara a Jones sería si este lo vence el sábado.

En el evento coestelar, el campeón peso welter Tyron Woodley (19-3-1) tendrá en frente a Kamaru Usman (14-1), de quien dijo haber notado el nerviosismo en sus declaraciones previo a su combate en Las Vegas. Woodley señaló la “proyección de confianza” como una manera de convencerse a sí mismo de que puede ganar, cuando en realidad le falta creer en su propia capacidad.

La peleadora de peso paja Tecia Torres (10-3) quiere olvidar el 2018, en el que perdió sus dos combates por decisión unánime contra Jessica Andrade y Joanna Jędrzejczyk. ‘Tiny Tornado’ espera corregir su camino empezando contra la china, Weili Zhang (18-1), quien tiene un invicto en 18 peleas seguidas y no será un “paseo” para la estadounidense.

Sigue a Jad en TwitterInstagram y Facebook

 


Anuncio