Deportes Artes marciales mixtas

Brian Ortega: perder no me asusta y aprender eso me permitió ser libre; enfrenta a Max Holloway

Imaginar el tener el cinturón de campeón ajustado alrededor de su abdomen motiva al mexicoamericano Brian Ortega. El peso pluma enfrenta la que sería la pelea más difícil en lo que va su carrera, cuando en la función 231 de UFC trate de arrebatarle el título a Max Holloway, con quien ya tenía programado pelear en el verano en UFC 226, pero que tuvo que ser pospuesta por un problema de salud del campeón.

La peligrosidad que representa ‘Blessed’ para quitarle el invicto ya no es algo que asusta a ‘T-City’ como en el inicio de su carrera. El mexicoamericano asegura haber encontrado la paz en ese aspecto y le ha permitido prepararse mejor mentalmente para cada combate.

“Cuando entras ahí, tienes dos opciones: ganas o pierdes… Le puedes ganar noqueándolo, por sumisión, cómo sea, o viceversa, pero cuando logras aceptar eso… me permitió ser libre”, dijo Ortega a los medios de comunicación en Los Ángeles.

“Odiaba la idea de perder al inicio de mi carrera, no me permitía ser quién quería ser durante los entrenamientos por ese miedo. No me importaba perder en una sesión de sparring. Entonces tenía que tratar mis peleas como las sesiones de sparring, salir ahí, disfrutarlo, hacer lo mejor posible, pero salir bien y saludable en un solo pedazo para que lo vuelva a hacer nuevamente. Pase lo que pase, he tenido éxito con eso, me he mantenido invicto, sigamos haciéndolo. Ya no tengo presión”.

De salir triunfante en la pelea, que se llevará a cabo en el Scotiabank Arena de Toronto (5 p.m., Pago por Evento), Ortega (13-0, 1 NC) estaría a puertas del super-estrellato en las artes marciales mixtas y su próximo rival podría ser el también invicto Khabib Nurmagomedov (11-0), quien venció a Conor McGregor en su regreso a UFC.

“Ambos tenemos buenas manos”, explicó el peleador de 27 años. “Él es un peleador que encima y es luchador, y yo soy un tipo de peleador de suelo, además de jiu-jitsu. Yo vería [esa pelea]”.

Ortega señaló que cuando vio la manera cómo el ruso acabó con el irlandés, fue cuando se dio cuenta que sentía que esa pelea debe darse.

“Quiero una super pelea”, admitió. “Si llego a tenerla, la cual está al alcance, y si juego mis naipes correctamente, está muy al alcance [de que se dé]… quiero pelear contra personas de las que no sé qué sucederá, sea para título o no. Siento que esta pelea [contra Holloway] es una super pelea”.

Más allá de un título

En la pelea coestelar de la función del sábado, Joanna Jedrzejczyk (15-2) y Valentina Shevchenko (15-3) pelearán por el título vacante de peso mosca. Sin embargo, para ‘J.J.’ esa pelea tiene un aditivo más pues la oriunda de Kirguistán, y cuya nacionalidad es peruana, la venció en tres ocasiones cuando competían en los torneos de Muay Thai.

Aunque la última de esas peleas ocurrió hace 10 años, Jedrzejczyk recuerda vivamente esos combates.

“Apenas tenía dos años entrenando y fui [en 2006] a los campeonatos mundiales en Tailandia y pensé que iba a reinar el mundo y ganar. Fue una gran lección para mí, regresé el año siguiente y dos años después. Nuestras últimas dos peleas fueron muy cerradas… ella es una peleadora dura, no solo físicamente pero mentalmente también”, dijo Jedrzejczyk al portal de MMAWeekly.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
52°