Anuncio
Share

Vuelve Anderson ‘La Araña’ Silva al octágono de UFC este sábado en Inglaterra

Silva ansía su regreso a la acción.

Silva ansía su regreso a la acción.

Tras Poco Más de un año desde su última pelea debido a una suspensión, el brasileño Anderson ‘La Araña’ Silva regresará al octágono este sábado cuando se mida al inglés Michael Bisping en el O2 Arena de Londres, Inglaterra en UFC Fight Night 84 (1 p.m., UFC Fight Pass).

En enero de 2015, Silva (33-6) venció a Nick Díaz pero luego el resultado fue anulado y la Comisión Atlética del Estado de Nevada castigó al peleador carioca debido a que falló un control antidoping después del combate por dar positivo a las sustancias prohibidas oxazepam y temaepam. Los abogados de Silva alegaron que su cliente no consumió nada ilegal a propósito y que las sustancias se encontraban en un producto que tomó para mejorar su desempeño sexual.

“El pasado es el pasado. Al final del día quería dejar en claro que no soy un mentiroso”, dijo Silva sobre su caso. “Desafortunadamente, no quedé bien pero siempre dije la verdad. Nunca usé esas sustancias prohibidas”.

Su rival del sábado, Bisping (27-7), ha sugerido que quizás el incidente del año pasado no fue la primera vez en su carrera que usó sustancias prohibidas.

Pero a Silva lo tiene sin cuidado estas acusaciones y solo piensa en vencer al peleador europeo.

“Por favor, yo he estado en este deporte por mucho tiempo y hay gente que suele hablar mucho. Pero cuando se cierra la puerta del octágono, todo cambia”, exclamó.

Silva, de 40 años de edad, dijo que el tiempo que estuvo fuera no lo ayudó a recargase físicamente ya que estaba en un buen estado. Pero mentalmente su inactividad sí le benefició porque tuvo más tiempo para estar con su familia y para analizar su vida.

“Entrené mucho durante este tiempo, recibí mucho amor por parte de mis amigos y mi familia. Estoy emocionado de regresar a pelear y hacer algo que realmente amo”, dijo Silva.

En los últimos dos años y medio ‘La Araña’ solo ha peleado en tres ocasiones. En julio de 2013, perdió el título mediano de UFC cuando fue noqueado por el estadounidense Chris Weidman y vio cortada su racha de 16 victorias consecutivas. Cinco meses después en la pelea revancha, cayó de nuevo tras sufrir una aparatosa fractura de pierna. Tardó un año para recuperase y regresó ante Díaz.

El actual monarca mediano, Luke Rockhold, ha retado al excampeón y podrían medirse si el brasileño vence a Bisping.

A Silva le motiva mucho el poder tener la oportunidad de recuperar su corona y así alcanzar una vez más la cima de la división que ocupó por más de seis años.

“Ahorita hay una nueva generación y a mí siempre me ha gustado encarar retos”, indicó. “Mientras que todavía tenga salud mental y física, siempre buscaré enfrentar a los mejores. Quiero ir por el campeonato una vez más”.

Silva quisiera seguir en las artes marciales mixtas por media década más pero dice que su familia ya quiere que se despida del octágono tras 19 años como peleador profesional. Por esto ve más cercano su retiro.

“Cinco años o tres, no sé”, expresó. “Este es el problema, cuando llego a casa después de un combate, toda mi familia me dice, ‘papá ándale, ya párale’. Creo que tres años más es muy posible”.


Anuncio