Anuncio
Share

Se espera a una Ronda Rousey con hambre de gloria, pero algunos dudan de su mentalidad

NEW YORK, NY - NOVEMBER 11: Ronda Rousey walks on stage for her face off with UFC Women's Bantamweight Champion Amanda Nunes after UFC 205 Weigh-ins in preparation for their UFC 207 fight that will take place on December 30, 2016 at Madison Square Garden on November 11, 2016 in New York City. (Photo by Michael Reaves/Getty Images) ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
NEW YORK, NY - NOVEMBER 11: Ronda Rousey walks on stage for her face off with UFC Women’s Bantamweight Champion Amanda Nunes after UFC 205 Weigh-ins in preparation for their UFC 207 fight that will take place on December 30, 2016 at Madison Square Garden on November 11, 2016 in New York City. (Photo by Michael Reaves/Getty Images) ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
(Michael Reaves / Getty Images)

Ronda Rousey (12-1) volverá a la acción este viernes en Las Vegas, 13 meses después de ser derrotada y noqueada por primera vez en su carrera.

Muchas cosas han pasado desde que Holly Holm puso en su lugar a la californiana, quien vivía una vida perfecta, alternando victorias impresionantes y defensas del título con nocauts en cuestión de segundos, mientras hacía sesiones de modelaje, películas y portadas de revistas.

Aquella noche del 15 de noviembre de 2015 en Australia, Rousey trató de vencer al tú por tú a una campeona de boxeo y kickboxing y resultó noqueda en dos rounds, cuando pocos esperaban el revés de la monarca de peso gallo.

Pero las sorpresas no terminaron ahí.

Mientras UFC se preparaba para hacer una mega función de revancha que iba a ser probablemente la pelea más importante en la historia de la compañía, Holm perdió su corona ante Miesha Tate de forma espectacular.

Eso arruinó los planes de la pelea más lucrativa en la historia de UFC, luego de que Holm mostrara su vulnerabilidad ante Tate, una peleadora que Rousey había vencido en dos ocasiones.

La misma Tate se enfilaba a una tercera pelea ante Rousey, pero la brasileña Amanda Nunes (13-4) la destronó en un asalto en UFC 200 en el verano pasado, para convertirse en la nueva monarca.

Ninguna campeona de peso gallo ha podido defender con exito su título desde que Ronda fue destronada en su sexta defensa al hilo.

Este viernes, muchos esperan a una Rousey hambrienta de triunfo y con ganas insaciables de gloria. Otros dudan de su mentalidad, pues es una incógnita cómo asimilará su imbatibilidad dentro del octágono.

Durante una entrevista con el show nacional “Ellen”, Rousey admitió que contempló el suicidio después de perder ante Holm.

“Honestamente, en el cuarto médico, estaba sentada en una esquina y me decía ‘¿qué voy a hacer?’. Estaba ahí, literalmente pensando en matarme. Me decía, ‘no soy nada. A nadie le importo ahora’”, admitió Rousey.

En su descanso, ‘Rowdy’ siguió generando dinero al firmar con varias marcas de ropa, además de participar en películas y en shows de televisión a nivel nacional.

En un caso sin precedentes en UFC, Rousey se rehusó a hacer declaraciones antes de la contienda, algo que ni la máxima figura de UFC, Conor McGregor, ha hecho.

La campeona Nunes, de 28 años, es experta en jiujitsu brasileño y tiene pólvora en los puños, pues ha derrotado a 9 de sus 13 víctimas por KO.

Nunes se repuso de una derrota ante Cat Zingano, rival a quien Rousey despachó en 14 segundos, y logró victorias ante Sara McMann y Valentina Shevchenko, hasta terminar con el título de Tate.

En la misma función, Dominick Cruz (22-1) enfrenta a Cody Garbrandt (10-0); TJ Dillashaw (14-3) a John Lineker (29-7); Dong Hyun Kim (21-3-1, 1 NC) a Tarec Saffiedline (16-5); y Louis Smolka (11-2) a Ray Borg (9-2). En la preliminar, Mike Pyle (27-12) enfrentará al dominicano Alex García (13-3).


Anuncio