Anuncio
Share

Ronda Rousey, la consentida de UFC

(Jae C. Hong / AP)

Ronda Rousey no solamente es la campeona más dominante en Ultimate Fighting Championship, también es la mejor empleada.

El año pasado, cuando la UFC necesitaba a una peleadora para la contienda principal, a 56 días de la función, Rousey aceptó pelear ante Sara McMann, a quien derrotó en 66 segundos con un rodillazo al cuerpo.

Ahora, una campeona invicta brasileña ha emergido en UFC y Rousey nuevamente sale a la escena cuando muchas otras no han querido aceptar el reto.

Este sábado, en Río de Janeiro, enfrentará a la brasileña Bethe Correia (10-0) en lo que será la sexta pelea de campeonato de Rousey en peso gallo.

“Quiero ser la campeona más confiable de la compañía”, dijo Rousey al hablar de sus tendencias al asumir situaciones complicadas. “Necesito un reto, necesito sentirme como la no favorita, sacar más de mí”.

El ser la cara de UFC le ha permitido mantenerse como una peleadora fuerte, mientras conserva su personalidad. Muchas veces les ha dicho a los jefes de UFC. “Si no lo pueden hacer ustedes, déjenmelo a mí”.

Dana White, el presidente de UFC, dice estar maravillado en la forma en que Rousey ha asumido responsabilidades cuando la compañía la necesita. “Definitivamente que le damos ciertas direcciones, pero lo último que queremos hacer es sentarnos en varias reuniones para hablar de la marca de Ronda Rousey”, señaló White. “No solamente tiene un talento dominante físicamente, su personalidad es también un jonrón en todos los sentidos”.

Antes de viajar a Brasil, donde peleará ante Correia, el director de UFC, Lorenzo Fertitta, habló un momento con Rousey.

Rousey (11-0) viene de someter a Cat Zingano en 14 segundos en el Staples Center en febrero pasado en una contienda de Pago Por Evento que generó $2.675 millones. Su dominio y popularidad le han permitido elegir con quién pelea y cuándo, algo así como lo que Floyd Mayweather Jr. ha hecho en 13 ocasiones consecutivas en Las Vegas, incluyendo 11 en el MGM Grand.

Rousey reside en Venice, y todas sus peleas, excepto dos, han sido en el Sur de California.

Pero fue la californiana la de la idea de pelear en Brasil, informándole a Fertitta y a White que ha combatido en Río de Janeiro como amateur en una competencia de judo. (Antes de estar en UFC, Rousey fue medallista de bronce en judo en 2008).

“Quiero que los aficionados sepan que soy la campeona más activa en el deporte”, dijo Rousey.

Al parecer, la campeona no carece de aficionados en Sudamérica. En una conferencia de prensa en Brasil para anunciar el pleito, White dijo que Rousey recibió más apoyo que Correia.

White dijo que la voluntad de Rousey de ir en territorio ajeno la hace “la mejor atleta con la que he trabajado, en todo el sentido de la palabra”.
Agregó: “Me encanta la forma en la que dice: ‘No solamente voy a ganar esta pelea ante esta chica que no me cae bien, la voy a derrotar en su propia casa’. Me encanta la forma en que ella se pone retos”.

Correia, un buena boxeadora, obtuvo mucha atención el año pasado cuando venció a dos compañeras de Rousey, Jessamyn Duke y Shayna Baszler.

Su entrenador de Glendale, Edmon Tarverdyan, predice que ganará nuevamente de forma contundente, pues solamente una peleadora la ha llevado a más de un round.

Y mientras entrenaba, Rousey recibía ofertas “masivas” de tres patrocinadores grandes.

“Ella programa todo basado en lo que pasa con UFC, nos mantiene al tanto de todo”, afirmó White. “Su prioridad número uno es pelear, pero también está construyendo una vida fuera de las peleas. Si hay un pequeño conflicto, eso no nos importa, porque ha sido buena con nosotros. Podemos llevar a Ronda a cualquier arena y venderíamos todo”.

White agregó: “Ronda está mejorando. ¿Han visto a una persona más durable que ella? Con tantas lesiones, y publicidad que le han dado, nunca se cae”.

Mientras tanto, Ronda parece ni darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. “He estado haciendo esto por mucho tiempo. Esta es mi vida. Cuando tenía 12 años, estábamos en un campamento de judo y teníamos que estar en un entarimado, ir y venir 30 veces, ida y vuelta, empujarnos con nuestros brazos y estómagos. Terminábamos con nuestras rodillas sangrando”, recordó.

“He estado haciendo cosas así por tanto tiempo que siento ahora que me consienten ahora que soy una atleta profesional. Lo que White le llama durabilidad yo le llamo que me saben cuidar”.

La Función

UFC 190
Rousey vs. Correia
Cuándo: Sábado
Dónde: HSBC Arena, Río de Janeiro, Brasil
Hora: 7 p.m.
TV: Pago por Evento


Anuncio