Anuncio
Share
Deportes

La leyenda del MMA, Anderson Silva, intenta irse del octágono en lo más alto posible

La leyenda del MMA, Anderson Silva, intenta irse del octágono de UFC en lo más alto posible

‘The Spider’ posee el récord del reinando más largo como campeón en la historia de UFC.

(AP)

El año pasado la carrera del brasileño Anderson Silva, quien es considerado por muchos como el mejor peleador de MMA de todos los tiempos, recibió un impacto tan fuerte como los que da con sus famosas patadas.

En la antesala de su combate ante Kelvin Gastelum, dio positivo por el uso de sustancias prohibidas por segunda vez. Fue retirado del combate y enfrentaba una suspensión de cuatro de años por volver a fallar una prueba de antidopaje. Se le encontró el anabólico metiltestosterona y un diurético en su sistema. 

Considerando su edad, tiene 43 años, esta sentencia hubiera sido lapidaria para su trayectoria dentro del octágono. Se hubiera tenido que ir por la puerta de atrás y con su legado desecho y desprestigiado.

Sin embargo, la suerte estaría de su lado.

Anuncio

En un hecho sorpresivo, en julio la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) dictaminó que el fallo de ‘The Spider’ se debió a que ingirió suplementos contaminados con esteroides y no por haberse dopado a propósito. El organismo encontró que otros atletas también habían dado positivo por tomar suplementos que provenían del mismo laboratorio.

Con esta decisión, Silva (34-8) estaba libre para regresar a UFC y emprender su camino hacia el retiro bajo sus propios términos y con la oportunidad de hacerlo bañado de gloria.

El próximo 10 de febrero en Melbourne, Australia en UFC 234, dará el primer paso de este trayecto cuando se enfrente al peligroso nigeriano-neozelandés Israel Adesanya (15-0) que es 14 años menor que él. Será el primer choque de cuatro que Silva tiene pactados con la empresa.

En una reunión con los medios de comunicación angelinos el lunes en su gimnasio de Hollywood, el originario de Curitiba contó que, aunque tuvo que deliberar mucho para tomar este combate, al final consideró que era algo que tenía hacer después de su supuesto dopaje para darle clausura a su carrera de una manera apropiada.

Anuncio

“Al entrenar fuertemente sentí algo en mi corazón que me decía que tenía que terminar esta página de mi vida”, indicó. “Hablé con mi equipo y luego con [el presidente de UFC] Dana White y dije ‘ok, aceptó este combate’. Sí es cierto que este reto me llega tarde en mi vida, pero llega a buen tiempo. Ya no tengo conflicto”.

Esta será la primera pelea de Silva en dos años y quinta en cuatro años. La última vez que entró al octágono venció a Derek Brunson por decisión unánime, llevaba cuatro años sin conseguir un triunfo.

A pesar de estos grises antecedentes más recientes, si logra vencer a Adesanya, el poder de estrella de ‘The Spider’ le podría otorgar una oportunidad para irse como campeón.

Pelearía contra el ganador del combate estelar de UFC 234 entre Robert Whittaker y Gastelum, en el cual se estarán disputando el título de peso mediano que le perteneció a Anderson desde 2006 a 2013.  Los 2,457 días que tuvo la corona el brasileño es el reinado más largo de un monarca en la historia de UFC.   

Al combatiente veterano le motiva mucho el poder retirarse en lo más alto de su deporte, pero no se distrae y pierde vista a su próximo rival. 

“En un mundo perfecto, Anderson Silva pelearía por el campeonato y lo ganaría para darle punto final a su carrera”, explicó. “Sin embargo, me tengo que enfocar en Adesanya, ese es el primer paso. Luego veremos porque el futuro es muy corto”.

‘Super’ deseos

Pero un título más no es lo único que Silva desea antes de decir adiós a las llaves y a los impactos. Quiere sostener un “super combate” ante una figura de su talla.

Anuncio

Su primera opción es el que fue el rey de la división welter, Georges St-Pierre. El ansiado choque entre estos dos titanes del octágono es visto como el Mayweather-Pacquiao del MMA. Ambos dominaron sus respectivas categorías vecinas al mismo tiempo, pero jamás llegaron a enfrentarse.

Aunque con el regreso de St-Pierre a UFC hace un año, tras retirarse en 2013, volvió a revivir la posibilidad de que finalmente se dé la contienda de ensueño, GSP recientemente expresó que no le interesa pelear contra Silva pues cree que perdería más de lo que pudiera ganar.

Ante esta postura negativa, Anderson criticó seriamente al canadiense.

“Creo que Georges St-Pierre no toma verdaderos retos”, exclamó. “Solo trata de hacer cosas fáciles, pero así es él. Es muy inteligente. Así es el juego, así es el negocio. Es un hombre de negocios”.      

Su segunda opción es Connor McGregor. A comienzos del año el irlandés bravucón retó públicamente a Silva.

No obstante, este choque tiene algunos obstáculos por delante para poder realizarse. ‘The Spider’ compite en las 185 libras, ‘Notorius’ nunca ha peleado arriba de la división welter (170 libras) por lo que el peso sería un problema.

Y McGregor actualmente enfrenta una suspensión de la Comisión Atlética de Nevada por la gresca que protagonizó en UFC 229 cuando cayó ante Khabib Nurmagomedov. Además, White ha dicho que si Connor regresa pronto, su posible rival sería Dustin Poirier.

 “Creo que las 180 serían buenas para mí y McGregor”, contó Silva. “Solo estoy esperando porque yo no controlo esto. Esto es una pregunta para Dana, pero sí siento que sería un combate increíble para los aficionados”. 

Anuncio


Anuncio