Anuncio

Julianna Peña encontró inspiración en su mamá y hermana para triunfar en un mundo rudo

Juliana Peña durante una grabación de Combate Américas.

Juliana Peña durante una grabación de Combate Américas.

(Cortesía Combate Américas )

Julianna Peña ha sido una de las peleadoras más trabajadoras que existen en las artes marciales mixtas (MMA).

La nacida en el estado de Washington ha trabajado mucho desde que en 2013 ganó la competencia para peleadores jóvenes The Ultimate Fighter Championship (TUF).

Peña no peleó en 2014 debido a una seria lesión en la rodilla derecha. La conocida como ‘Venezuelan Vixen’ regresó en 2015 y 2016 con triunfos sobre Milana Dudieva, Jessica Eye y Cat Zingano. Eso la elevó al segundo ranking de la división de peso gallo.

Conocida como una “chica mala” y por su desprecio por Ronda Rousey, Peña (9-2) enfrentará este sábado a la rusa-peruana Valentina Shevchenko (13-2) en el duelo estelar de la cartelera de UFC Fight Night en Denver, Colorado (5 p.m., FOX/FS1). De ganar, estaría sellando una cita ante Amanda Nunes, la flamante campeona del mundo que acaba de despachar a Rousey.

Orgullosa de sus raíces venezolanas

Peña, de 27 años, es de padre venezolano, originario de Machiques, y tiene familia en Maracaibo, Caracas y Mérida.

“Amo a mi familia, debería de haber ido ahí en octubre pero nos dijeron que canceláramos nuestro viaje porque estaba muy peligroso”, expresó Peña a HOY Deportes.

La peleadora dijo tener muchos recuerdos de Venezuela cuando estaba pequeña, especialmente de su abuelita.

“Mi abuela tenía unos pájaros que parecía que podían hablar, eran como sus mejores amigos. Eran muy chistosos, podían hablar con ella. También ella nos cocinaba nuestro desayuno y cuando terminábamos ya estaba el almuerzo en el horno. Me trataban como una reina, las niñas son tratadas como princesas ahí, recuerdo mucho amor y muchas risas”, señaló Peña, la menor de cuatro hijas y aficionada a las arepas venezolanas.

Su fuente de inspiración

En un deporte de hombres, Peña encontró fuerza e inspiración en su familia. Una de sus hermanas, Grace, fue presentadora en una estación de televisión en Washington, y su superación como profesional fue muy importante para Peña.

“[Mi hermana] siempre sabía lo que quería hacer. Fue por esos sueños y los consiguió desde un inicio. Ha hecho sus sueños realidad, así que siempre ha sido un ejemplo a seguir para mí”, señaló.

El otro motor de su familia ha sido su mamá, ya que desde pequeña trabajó en los campos de fresa y manzana. “Ella tuvo que trabajar muy duro, ella me enseñó que todo lo puedo lograr, que nadie me puede decir lo que puedo o no hacer. Ella siempre fue un ejemplo a seguir cuando necesitaba a una mujer fuerte”, indicó.

Y aunque su mamá nunca peleó en un octágono como ella, le enseñó valores básicos en la vida.

“Ella me dijo que nunca deje que alguien me haga a un lado o me diga qué hacer. Que me defienda, que hable si estoy a favor de algo. Que no deje que nadie me trate como un objeto. Todo lo que ella ha vivido me ha ayudado a ser la persona que yo soy”, dijo la experta en kickboxing y jiu-jitsu.

Peña ha encontrado éxito en los últimos años, ya que es el rostro de shows de televisión como Combate América, pero mejor aún, es la segunda mejor peleadora en la división.

Con los pies sobre la tierra

Para Peña, una de sus mayores preocupaciones es mantener los pies sobre la tierra pues ya se ha metido en problemas en el pasado. En 2015 fue arrestada en Washington por estar involucrada en una pelea callejera de la que se le acusó de golpear a un empleado de un bar.

Peña dijo que su familia la ha ayudado mucho a mantenerse centrada, especialmente porque es una familia con mucha fe.

Además, Peña quiere que las niñas la comiencen a ver como un ejemplo a seguir, pues esos buenos ejemplos fueron vitales para ella.

“Así como yo vi a mi mamá y a mi hermana, así quiero ser un ejemplo para otras personas”, indicó.

Una rival de cuidado

Su oponente, la clasificada número uno de la división, Shevchenko es experta en boxeo, muay thai y taekwondo. Viene de vencer a Holly Holm y perdió en una pelea muy cerrada ante Nunes.

“Ella tiene mucha más experiencia que yo. Es muy completa. Tuvo una gran pelea ante Amanda. Amanda le estaban ganando arriba así que llevó la pelea a ras de piso. Si la pelea se hubiera ido a cinco rounds, uno no sabe lo que hubiese pasado porque todos sabemos que a Amanda se le acaba la gasolina”, expresó la peleadora.

Sobre el nocaut de Nunes sobre Rousey, Peña dijo que siempre pensó que la brasileña podría ganar, aunque no cree que la monarca del mundo sea invencible.

“Todo mundo puede perder, creo que no ha encontrado a un rival que le gane. Ya ha perdido y creo que va a perder otra vez en UFC. Es solo cuestión de tiempo”.


Anuncio