Anuncio
Share

Joanna, la campeona, demuestra su clase al vencer a la difícil Gadelha  

Joanna Jedrzejczyk (12-0) venció nuevamente a su retadora brasileña.

Joanna Jedrzejczyk (12-0) venció nuevamente a su retadora brasileña.

(Jairo Pardo/Especial para HOY )

La campeona de peso paja de UFC, la polaca Joanna Jedrzejczyk (12-0) sacó la casta de monarca mundial y tras un inicio complicado ante la brasileña Claudia Gadelha (13-2), retadora número uno de la división, doblegó a su rival por decisión unánime. Los jueces la vieron ganar 48-46, 48-46 y 48-45 el viernes por la noche en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

“Como dije después de nuestra primera pelea. Ella es la número uno y yo soy la campeona”, dijo la campeona polaca.

Fue la tercera defensa de Jedrzejczyk desde que le arrebató el título a Carla Esparza y la segunda victoria sobre Gadelha, a quien había vencido en 2014.

Gadelha se llevó los primeros dos asaltos al derribar y presionar a Jedrzejczyk constantemente, sin embargo la campeona encontró en sus patadas frontales la mejor arma para tomar el control de la pelea al final del tercer asalto. La retadora intentó volver a presionar en el cuarto round pero no tenía la condición física y ya se había llevado varios golpes de la monarca mundial.

En la final de los hombres de The Ultimate Fighter, Andrew Sánchez (8-2), de San Luis, Missouri, venció a Khalil Rountree (4-1) en la final de peso semipesado de The Ultimate Fighting Championship. Sánchez ganó con puntuaciones de 30-25, 30-25 y 30-26).

En la final de peso paja de The Ultimate Fighter 23, Tatiana Suárez (3-0), de Covina, California, venció a Amanda Cooper (1-1), de Michigan, por sumisión en el primer asalto y se convirtió en la campeona del torneo organizado para nuevos talentos de Ultimate Fighting Championship.

La peleadora de 25 años fue en un tiempo la mejor peleadora en los 55 kilos en los Estados Unidos y ganó las medallas de bronce en los campeonatos mundiales de 2008 y 2010. Justo cuando estaba en busca de clasificar a Londres 2012, sufrió una lesión de cuello.

Durante un resonancia magnética describieron que no solamente tenía un disco lastimado, sino que tenía una tiroide cancerosa. Afortunadamente, los doctores pudieron remover el cáncer y también curar el disco lastimado en el cuello, aunque no pudieron hacerlo a tiempo para participar en Londres.

“Ahora que pienso en el pasado, Dios tenía planes más grandes para mí”, dijo Suárez al Daily News antes de la pelea del sábado.

La noche del sábado, Cooper, representó un obstáculo grande pues estuvo a punto de rendirla en el primer episodio con un candado al brazo. La californiana logró salir de la llave y luego rindió a su rival con un candado al cuello.

“Ella había dicho que me iba a rendir, pero de donde yo soy no nos rendimos. He pasado por mucho para estar aquí”, indicó Suárez.

También lanzó un mensaje al país en estos momentos difíciles en el que cinco oficiales murieron en un atentado en Dallas, Texas.

“Creo que necesitamos mucha paz en este mundo, ojalá que seamos más amables los unos con los otros”, expresó.


Anuncio