Anuncio

La tapatía Alexa Grasso es el nuevo rostro mexicano de UFC y demuestra que ‘sí se puede’

(AGENCIA REFORMA)

Con apenas 23 años de edad, la tapatía Alexa Grasso ya comienza a aparecer en los primeros lugares del ranking de las artes marciales mixtas.

La mexicana es la máxima exponente azteca de MMA en la rama femenil pues está ubicada en el puesto número 12 en la división de peso paja de UFC y este próximo 4 de febrero enfrentará a Felice Harrig en UFC Fight Night de Houston, Texas.

Grasso (9-0) fue firmada por la compañía de artes marciales mixtas en agosto de 2016 e inmediatamente obtuvo las luces de la atención por su belleza y su habilidad dentro del octágono al vencer por decisión unánime a Heather Jo Clark en la Ciudad de México el pasado 5 de noviembre.

“UFC es una plataforma grande para todos los mexicanos, es una buena oportunidad de demostrar que hay buenos gimnasios y buenos atletas en México”, dijo Grasso a HOY Deportes.

La peleadora invicta sostendrá apenas su segunda pelea en UFC, pero ha ya destacado en compañías como Invicta FC, Xtreme Kombat, entre otras.

Grasso es entrenada por su tío, Francisco Grasso, quien la ha instruido durante todo su proceso como peleadora.

En un país en la que las mujeres aún luchan para ganarse el respeto y el apoyo en deportes de combate, Grasso ha superado varias barreras y estereotipos.

“Mi tío nos dice que siempre evolucionar, ser mejores personas, dejar el mundo mejor. Todo lo que sueñes se puede lograr, teniendo responsabilidad”, expresó la integrante del Gimnasio Lobo MMA.

“A los jóvenes de México les digo que provechen de una manera inteligente ahorita que tienen energía, ahora que tienen su cuerpo tan sano, tan puro. Que se pongan objetivos y que los cumplan, no hay cosa mejor en este mundo de lograr objetivos”, expresó la tapatía.

Grasso, cuya primera pelea profesional fue a los 19 años, tampoco envidia una “vida normal”, a pesar de que vive una carrera llena de sacrificios y disciplina.

(AGENCIA REFORMA)

“Lo único que extraño es mi escuela, porque ahora tengo que estar 100% dedicada a los entrenamientos, no puedo estar distraída. Es lo único que extraño de la vida normal”, expresa. “Honestamente no cambiaría nada de lo que tengo en la vida. No cambiaría mi fin de semana, no cambiaría nada de lo que tengo, cuando yo sea grande, cuando mis huesos y mi cuerpo no respondan con la misma energía, voy a decir, ‘wow, aproveché tanto mi juventud y quiero ser un buen ejemplo de la gente joven’. Hay muchas cosas buenas que se pueden hacer en la vida y espero que sea un buen ejemplo”.

Grasso no recibió su oportunidad en UFC por tener suerte, sino que luchó y trabajó muy duro por ello. Por eso dijo estar muy agradecida de ser protagonista del evento coestelar en Houston.

La mexicana es una muchacha preparada no solamente en el octágono, sino que fuera de él, y eso lo demuestra contestando sus entrevistas en inglés, idioma que aprendió desde pequeña, ante los medios de comunicación de Estados Unidos que apenas la comienzan a conocer.

Aunque ha recibido invitaciones para vivir y entrenar en Estados Unidos, Grasso prefiere mantenerse con su tío y su familia, y al mismo tiempo demostrar que los gimnasios en México pueden ser competitivos.

“Me han ofrecido entrenar en gimnasios padres. Soy fiel a mi entrenador, a mi país. Quiero demostrar a mi país que sí se puede. Estamos a nada de competir con gimnasios internacionales, es simplemente echarle ganas y poner todo de tu parte”, señaló Grasso.

La peleadora inició compitiendo en torneos de jiu-jitsu, pero le gustó la adrenalina de la competencia, algo muy diferente de los otros deportes que practicó. Después de varios torneos, le dijo a su familia que quería tomar el deporte más en serio. Participó en el torneo Xtreme Kombat, en donde obtuvo dos victorias en una noche.

(Agencia Reforma )

“Estaba muy nerviosa porque enfrenté a chicas muy buenas, gané dos peleas y ahí me di cuenta que realmente era buena en este deporte”, señaló.

Grasso aún recuerda con cariño su primer duelo profesional en Guadalajara, un combate que ganó por nocaut en el primer round.

“Empezó mucha gente a apoyarme y a gritar mi nombre, muchos vieron mi preparación, todo lo que hice y cuando gané por KO fue increíble”, recordó la atleta, que sus primeras tres peleas duraron un total de 63 segundos.

Han pasado cuatro años después de esa primera pelea y tras escalar los rankings de Invicta y UFC, quiere seguir adelante hasta llegar a una pelea de campeonato. La campeona actual de esa división es Joanna Jedrzejczyk, una peleadora polaca que ha barrido con la división y que tiene 13 triunfos al hilo.

“Si se presenta una oportunidad ante una Top 5 o una número tres sé que es una oportunidad que voy a tomar, que voy a arriesgar, porque no sé cuándo vaya a regresar la oportunidad. Por eso entreno tanto, tan duro, soy obsesiva en esto”, explicó.

Sobre su oponente, Grasso dijo que tiene mucho respeto hacia Herrig, cuyo récord es de 11 victorias y 6 derrotas.

“Ella tiene muchos aficionados, ha estado mucho tiempo en MMA, ha estado en TUF, tiene muchas más peleas que yo. A mí me hace mejorar cada vez que enfrento a alguien más difícil. Es una motivación muy grande, es muy buena, muy fuerte, tiene un cardio increíble”, indicó.

Ronda, una inspiración

La mexicana espera que Ronda Rousey regrese a las artes marciales mixtas a pesar de que tiene dos derrotas seguidas, la última ante Amanda Nunes el pasado 30 de diciembre.

“Fue una gran inspiración para mí, vi todas sus peleas .Solamente creo que tuvo un mal coaching, creo que debería de cambiar de estrategia porque antes le funcionaba el boxeo pero obviamente ella es mejor en el piso”, opinó.

“Es un deporte espectáculo, hay muchos medios, hay muchos comerciales, muchas fotos, puede ser muy difícil de balancear la vida de atleta y la vida de figura pública, lo más importante es no perder el piso, no olvidar tus objetivos”, agregó.

El Perfil

Alexa Grasso

Lugar de Nacimiento: Guadalajara, Jalisco, México

Residencia: Guadalajara, Jalisco, México

Edad: 23 años

Estatura: 5’5’’

Peso: 115 libras (peso paja)

Alcance: 66’’

Alcance de piernas: 37’’

Especialidad: Ji-Jitsu Brasileño


Anuncio