Viajes

Holman Ranch, una joya añeja en el valle de Carmel, California

Una joya añeja en el valle de Carmel, California

En el recorrido por la autopista 101, de Los Ángeles rumbo a San Francisco, se encuentra uno de los sitios más espectaculares por su naturaleza, el valle de Carmel. Este sitio se está convirtiendo en un lugar preferido, especialmente entre aquellos turistas que están pensando en tomar el gran paso del matrimonio.

Carmel Valley, localizado en la península de Monterey, a una hora de San Francisco, no solamente ofrece distintos tipos de montañas y una costa espectacular, sino que también es una de las áreas más populares para festejar bodas, probar vino o simplemente hacer ejercicio al recorrer los parques estatales cercanos, como Point Lobos o Big Sur.

Esta área de Carmel es visitada frecuentemente por turistas californianos, pero especialmente por aquellos que vienen de lados más fríos del país, debido al clima envidiable, la tremenda cercanía al océano Pacífico y la variedad de viñedos.

En una era donde las grandes corporaciones controlan el negocio del vino, muchos de los productores pequeños, dueños de viñedos, ranchos y restaurantes, buscan generar dinero al organizar eventos como matrimonios, retiros y, por supuesto, los famosos “wine tastings” (cata de vinos). Tal es el caso de los dueños de Holman Ranch, un espectacular terreno de 400 acres localizado a unas 318 millas al norte de Los Ángeles, el cual cuenta con una hacienda, cuartos para huéspedes, viñedos y establos.

El rancho Holman es uno de los lugares predilectos para una reunión de negocios y retiros, pero los dueños indican que es sobre todo un lugar preferido para dar el “sí” de las parejas sentimentales.

Holman Ranch es un sitio de mucho nombre en la región y, de hecho, aunque ha cambiado de dueños en varias ocasiones, aún mantiene esa presencia que data desde hace décadas.

Este lugar, aún con aroma del pasado, fue parte de Los Laureles Rancho, de Don José Manuel Boronda; de ahí cambió de dueños un par de ocasiones hasta ser adquirido en 1940 por la familia Holman, la cual era dueña de una fábrica de ropa bajo el mismo nombre. Los Holman compraron el lugar y contruyeron habitaciones para huéspedes, cuyos cuartos llegaron a servir para varias figuras del entretenimiento, como Clark Gable y Marlon Brando.

En 1980, Dorothy McEwen compró el lugar, se deshizo de los establos y plantó viñedos. También renovó la hacienda para acomodar todo tipo de celebraciones, hasta que en 2011, los ahora dueños de la familia Lowder compraron el rancho y su hija, Hunter, junto a su esposo Nick Elliot, supervisan el lugar hoy en día.

“Si tú un día compras Coca-Cola, no le cambias el nombre a otra cosa; se lo dejas, porque tiene un buen nombre en esta área”, dijo Elliot, quien es parcialmente dueño de Holman Ranch desde 2006, además de mánager de servicio a clientes.

Localizado a 13 millas del Océano Pacífico, el rancho obtuvo la mayor de las renovaciones entre 2006 y 2009 y cuenta con 10 unidades, las cuales pueden acomodar entre 200 a 500 personas por ceremonia.

Algo muy importante: el lugar no es rentado por noche como un hotel sino como un centro de ceremonias, que pueden ser desde retiros de trabajo o religiosos hasta graduaciones y bautizos, entre otros eventos.

Uno de los lugares más destacados, además de la hacienda, es una capilla, la cual es excelente para los eventos religiosos, así como un cuarto de diversión con mesa de billar, pantalla gigante y un bar.

El rancho también tiene un lugar especial para catar vino, localizado a un par de millas del lugar (19 E. Carmel Valley Road, Suite C).

Los vinos son orgánicos, producidos en el mismo viñedo del rancho, aunque los dueños han dicho que debido a la sequía la producción ha bajado.

Los precios para el alquiler del lugar dependen de la proporción del evento. Para más información, visite holmanranch.com

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
71°