Farmacéutica donará dinero para antídoto contra opioides

Associated Press

Una de las compañías de analgésicos a las que se responsabiliza de desencadenar la crisis de adicción y sobredosis de opioides en Estados Unidos dijo el miércoles que donará fondos para ayudar a crear un antídoto de sobredosis a precio bajo.

Purdue Pharma, fabricante de OxyContin, dijo que donará 3,4 millones de dólares en fondos a Harm Reduction Therapeutics, una organización sin fines de lucro con sede en Pittsburgh, para ayudar a crear un atomizador nasal naloxone a precio bajo.

El anuncio ocurrió a la vez que gobiernos locales han demandado a Purdue, con sede en Stamford, Connecticut, y otras empresas de la industria farmacéutica acusándolas de usar prácticas engañosas de publicidad para animar intensamente la prescripción de sus analgésicos fuertes y adictivos. La semana pasada, el número de querellas contra la industria supervisadas por un juez federal superó las 1.000.

El juez Dan Polster, con sede en Cleveland, está presionando a la industria para que llegue a un acuerdo con los demandantes _mayormente gobiernos locales y tribus indígenas estadounidenses_ y con gobiernos estatales, la mayoría de los cuales han presentado sus querellas en cortes estatales o están realizando una investigación conjunta. Cientos de otros gobiernos locales también han presentado demandas en cortes estatales en todo el país.

Ambos lados regularmente realizan discusiones para llegar a un acuerdo, pero no está claro cuándo podrían ponerse de acuerdo en el caso, que se complica por el número de partes involucradas e interrogantes sobre cómo asignar las responsabilidades.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) calculan que las sobredosis de drogas dejaron un récord de 72.000 estadounidenses muertos el año pasado, alrededor de 10% más que en 2016. La mayoría de las muertas involucran opioides, pero un creciente número de estas fatalidades derivan de drogas sintéticas ilegales, como fentanyl, en vez de medicamentos recetados como OxyContin o Vicodin.

Los gobiernos están pidiendo que se realicen cambios en la publicidad de los opioides, así como ayuda para pagar por el tratamiento y el costo del servicio de ambulancia, el sistema de bienestar de menores, de las cárceles y otros gastos asociados con la crisis de opioides.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°