Las enfermedades de transmisión sexual establecen nuevo récord en California

El número de estadounidenses diagnosticados con clamidia, gonorrea o sífilis alcanzó una cifra récord en 2016 por segundo año consecutivo, con más de 2 millones de casos reportados y tasas particularmente altas en California, según datos federales publicados el martes.

Los casos de estas tres enfermedades de transmisión sexual (ETS) han aumentado a nivel nacional desde 2014, contrarrestando una tendencia a la baja que comenzó en 2006.

Los funcionarios de salud dicen que las tasas reflejan la disminución del uso del condón, la falta de conciencia acerca de las ETS entre médicos y pacientes y un número decreciente de clínicas que atienden esas enfermedades.

"El aumento de las ETS es una clara advertencia de una creciente amenaza", dijo en un comunicado el doctor Jonathan Mermin, director del Centro Nacional para el VIH / SIDA, Hepatitis Viral, Enfermedades de Transmisión Sexual y Prevención de la Tuberculosis. "Las ETS son un enemigo persistente, que crece en número y supera nuestra capacidad de respuesta".

Las tres ETS son curables, pero si no se tratan pueden causar infertilidad u otros problemas de salud graves.

Las personas no pueden hacerse la prueba porque no tienen síntomas o no notan sus síntomas, pero luego son capaces de contagiarr la enfermedad a otros.

Los funcionarios de salud recomendaron que los adultos sexualmente activos se sometan regularmente a pruebas de detección de ETS.

Los mismos funcionarios dijeron que estaban especialmente preocupados por el hecho de que a medida que el número de mujeres con sífilis aumentó, también aumentó el número de bebés nacidos con esa enfermedad, que adquirieron a través de sus madres.

La sífilis congénita, como se sabe, puede causar mortinatos o discapacidades permanentes. Desde 2012, el número de bebés nacidos con sífilis congénita en todo el país casi se duplicó, llegando a 632 el año pasado.

El problema es particularmente severo en California, que tiene las segundas tasas más altas de sífilis congénita. En 2012, 35 bebés fueron infectados. El año pasado, hubo 206.

"El número de casos de ETS notificados en California está aumentando a un ritmo preocupante", dijo en un comunicado la doctora Karen Smith, directora del Departamento de Salud Pública de California. "Este es el tercer año consecutivo que hemos visto aumentos en los casos de clamidia, gonorrea y sífilis".

 Más de un cuarto de millón de californianos fueron infectados con sífilis, clamidia o gonorrea el año pasado, lo que constituye un alza del 40% en comparación con hace cinco años, dijeron funcionarios estatales.

La clamidia, que es más probable que infecte a mujeres menores de 30 años, constituyó la mayoría de esos casos. Es la afección médica más comúnmente reportada en el estado y el país. Hubo 1,6 millones de casos en todo el país y más de 198,000 tan sólo en California el año pasado.

Los casos en California representan el nivel más alto de la enfermedad desde 1990, con el mayor aumento el año pasado en la región de San Francisco, dijeron funcionarios estatales.

San Francisco también tuvo tasas más altas de gonorrea y sífilis que cualquier otra parte del estado.

Los condados de Los Ángeles, Fresno y Kern también mostraron tasas por encima del promedio estatal de las tres ETS.

A nivel nacional y en California, los funcionarios han luchado con el aumento de las tasas de sífilis. A finales de la década de 1990, las tasas de la enfermedad eran tan bajas que los funcionarios creían que serían capaces de erradicar la enfermedad.

Pero los casos han estado aumentando constantemente desde entonces, sobre todo entre hombres gays y bisexuales.

Ese crecimiento ha afectado recientemente a las mujeres, lo cual es particularmente peligroso debido a la posibilidad de sífilis congénita.

En California, que tiene la tercera tasa más alta de sífilis en la nación, los casos entre las mujeres en edad reproductiva aumentaron 50% entre 2015 y 2016, según los nuevos datos estatales.

La doctora Gail Bolan, directora de la división de prevención de enfermedades de transmisión sexual de los CDC, dijo que el aumento de las tasas de gonorrea en 2016 fue de especial preocupación debido a que más cepas se vuelven resistentes a los antibióticos.

En algún momento varios antibióticos podían combatir la infección. El problema es que las bacterias han mutado y ahora son más difíciles de tratar.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group