Después de 15 muertes por hepatitis, San Diego comenzará a lavar las calles como medida sanitaria

Después de 15 muertes por hepatitis, San Diego comenzará a lavar las calles como medida sanitaria

En un esfuerzo por combatir un brote mortal de hepatitis A, San Diego comenzará a lavar las calles del centro de la ciudad.

El lavado de calles sanitario comenzará en el centro de San Diego y continuará cada dos semanas para tratar de combatir el mortal brote de hepatitis A, informó la oficina del alcalde Kevin Faulconer.

La ciudad respondió a una carta enviada por el Condado de San Diego el jueves, pidiendo a la ciudad que avance con una lista de acciones específicas de saneamiento diseñadas para ayudar a controlar la propagación de la enfermedad, que ha matado a 15 personas y hospitalizado a casi 300, especialmente entre aquellas personas que viven en las calles sin acceso adecuado a baños o duchas.

El condado le dio a la ciudad cinco días hábiles para responder con un plan para remediar lo que llamó un "ambiente fecalmente  contaminado " en el centro de la ciudad. El condado pronto ampliará sus esfuerzos a otras ciudades de la región, donde el brote ha producido cerca de 400 casos confirmados.

El condado avanzó el fin de semana pasado con su propio contratista, que instaló 40 estaciones de lavado de manos en áreas donde los desamparados a menudo se reúnen. Hay planes, según la carta de la ciudad, de agregar más estaciones la próxima semana.

El condado también pidió a la ciudad que "amplíe inmediatamente el acceso a los baños públicos y las estaciones de lavado dentro de los límites de la ciudad que están adyacentes a las poblaciones en riesgo".

La oficina del alcalde no proporcionó información adicional sobre el acceso a los baños públicos, excepto una lista de tres páginas de las instalaciones existentes, algunas de las cuales están abiertas las 24 horas del día.

Mientras tanto, se proporcionarán acompañantes adicionales de la policía de San Diego para los equipos móviles de vacunación del condado y se abrirán clínicas de vacunación ampliadas en las bibliotecas públicas.

No estaba claro hasta el viernes por la noche si el condado consideraba adecuada la respuesta de la ciudad. El director de comunicaciones del condado Michael Workman dijo en un breve correo electrónico que el documento estaba "siendo revisado y evaluado".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°