LGBT

Parejas homosexuales se besan ante Congreso paraguayo contra discriminación

Homosexuales se besan frente al congreso

Un grupo de parejas homosexuales y de activistas por los derechos de las personas LGTB (lesbianas, gais, trans y bisexuales) protagonizaron hoy una nueva edición del "Besatón", un beso simultáneo frente al Congreso de Paraguay, como forma de protesta ante la discriminación.

Los activistas banderas con los colores del arco iris, el símbolo internacional de la diversidad sexual, y carteles con mensajes en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo

"El matrimonio es un derecho, no un privilegio heterosexual", se leía en una pancarta, y en otra se aludía al "tiro en las bolas" que el hoy presidente de Paraguay, Horacio Cartes, dijo que se pegaría si tuviera un hijo homosexual, cuando en 2013 era candidato a la Presidencia.

El acto tenía también como objetivo hacer visible un derecho que en Paraguay es rechazado socialmente, dijo a Efe Juan Sebastián Cabral, de la organización Somosgay.

Según Cabral, las parejas del mismo sexo en Paraguay "no pueden mostrar su afecto en los espacios públicos" sin ser víctimas del rechazo o del acoso.

Afirmó que tanto los homosexuales, como las personas trans y los bisexuales, padecen en Paraguay "acoso escolar, familiar o laboral motivado por su orientación sexual o identidad de género".

Esta situación, añadió, deriva en algunos casos en "expulsiones del hogar familiar y despidos injustificados del lugar de trabajo", así como en casos de "bullying (acoso) homofóbico" por parte de docentes y alumnos en los centros educativos.

El activista lamentó además que "Paraguay es el único país de América Latina que no cuenta con una ley contra toda forma de discriminación", lo que perjudica que se puedan "formular denuncias por discriminación homófoba, y sancionar a sus responsables".

También criticó la falta de legislación sobre la unión civil entre personas del mismo sexo en Paraguay, que deja a muchas parejas homosexuales que han contraído matrimonio en otros países "privadas del reconocimiento de sus derechos".

La manifestación del colectivo LGTB fue interrumpida por un hombre que dijo ser un predicador cristiano y que, megáfono y Biblia en mano, increpó a los manifestantes llamándolos al "arrepentimiento de la vergüenza y el pecado de la homosexualidad".

Los activistas trataron sin éxito de establecer un diálogo con el predicador.

La protesta se enmarca en la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, que se celebra cada 17 de mayo y recuerda la fecha en que la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad del listado de patologías mentales, en 1990.

En Paraguay no existe una legislación que permita el matrimonio homosexual ni las uniones civiles de personas del mismo sexo como en otros países de la región como Argentina, Brasil y Uruguay.

Además, Paraguay evitó adherirse a una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que condena la discriminación contra personas por su orientación sexual y que se votó en junio de 2014 durante una cumbre del organismo internacional en Asunción.

Por su parte, las organizaciones de personas trans de Paraguay denunciaron en marzo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos actos impunes de violencia contra transexuales en Paraguay que, según dijeron, han costado la vida a 54 personas desde 1989.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
79°